May
10
2010

‘Penguin Adventure’, la joya de Konami

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Penguin Adventure - PortadaGráficos punteros, sonido espectacular, largo, rejugable, innovador, cargado de ritmo, fases de bonus, power ups, jefes finales, objetos coleccionables, atajos ocultos, entornos variados, finales alternativos… No, no estoy hablando del último pelotazo de las consolas de nueva generación, ni mucho menos.

De hecho, el título al que me refiero fue programado hace casi… ¡25 años! por la que para mí fue la mejor desarrolladora del momento, Konami. Un jovencísimo Hideo Kojima debutaba en el mundo del ocio electrónico en calidad de asistente del director, tocando techo con el cartucho más entretenido de cuantos tuve la suerte de jugar en mi MSX: “Penguin Adventure”.

La pantalla de inicio pone ante nosotros un drama capaz de conmover el más duro de los corazones: un cabizbajo pingüino evoca con lágrimas en los ojos la imagen de su amada, la princesa Penguette, víctima de una grave enfermedad únicamente contrarrestable mediante el poder curativo de las Manzanas de Oro. Así las cosas, nuestro héroe emprende un arriesgado viaje a contrarreloj hacia una tierra hostil dominada por los peligrosos frisaurios, único lugar donde obtener el preciado antídoto.

Penguin Adventure - Inicio

Dada su ingente variedad, se hace difícil enmarcar “Penguin Adventure” dentro de un género concreto. Personalmente, y aunque por supuesto tiene un importante componente plataformero, a mí me recuerda especialmente a los juegos de conducción de la época. Simplificando mucho, la mecánica básica viene a consistir en ir avanzando lo más rápido posible esquivando cuantos obstáculos van apareciendo a nuestro paso.

En nuestro periplo podemos ir recogiendo pescados, que son la moneda de cambio a canjear en las tiendas por objetos que potencien nuestras habilidades. Existen tres tipos de comercios, cuya única diferencia radica en el precio de los bienes a nuestra disposición, que a su vez depende directamente del carácter del vendedor. Así, uno de ellos es grosero y exige precios abusivos, no siendo en absoluto recomendable comprarle nada salvo extrema necesidad. El segundo nos recibe con una sonrisa y tiene sus artículos a la mitad del importe que el primero, y hay un tercero que aparece en ocasiones muy puntuales y que, vestido de Papá Noel, nos regalará el ítem que escojamos. Finalmente, en cualquiera de estos establecimientos tendremos la posibilidad de mutiplicar nuestras ganancias jugando a una máquina tragaperras.

Penguin Adventure - Manzana de Oro

La cantidad de equipo disponible es realmente extensa, habiendo además algunos objetos especiales no adquiribles en las tiendas, que sólo pueden obtenerse en momentos muy concretos de la partida. Sus efectos son variados: aumentar nuestra velocidad máxima, protección frente a ciertos enemigos u obstáculos, detectar lo invisible, maniobrar mejor en las curvas, mayor potencia o control del salto, acceso ilimitado a la máquina tragaperras (por defecto sólo tenemos tres intentos por visita), recibir avisos ante la proximidad de atajos, evitar perdernos en determinadas pantallas, disparar…

Además, el juego cuenta con fases de bonus a las que podemos acceder cogiendo unas alas que nos llevan a la estratosfera, la cual, como todo el mundo sabe, está plagada de pescado. También se nos ofrece la posibilidad de coger power-ups temporales mediante un corazón, que nos da una ventaja u otra dependiendo de su color (morado – puntos, verde – tiempo, azul – vuelo, amarillo – inmunidad). Destaca igualmente la existencia de dinosaurios (los frisaurios antes mencionados) que hacen las veces de jefes finales cada cierto número de pantallas.

Penguin Adventure - Frisaurio

La dificultad puede modularse mediante dos vías: por un lado, escogiendo entre los dos niveles que se nos ofrecen al comienzo de la aventura, y por el otro decidiendo si utilizamos o no los atajos que se encuentran diseminados a lo largo del recorrido, y que nos permiten saltarnos varias fases (aunque para acceder a ellos es necesario conocer de antemano su localización o portar un objeto que los detecte).

Penguin Adventure consta de 24 fases. Las 12 primeras nos llevan hasta el jardín donde crecen las manzanas doradas, y las 12 siguientes comprenden el viaje de regreso a casa (con lo fácil que habría sido volver por el mismo camino…). Una vez completada la aventura, y ya de vuelta en el Reino de los Pingüinos, entramos en el salón del trono, donde un destacamento de guerreros custodian al Rey y su hija. Es ahora cuando se abren ante nosotros dos posibles finales: en uno, hemos llegado tarde y la princesa ha sucumbido a su terrible dolencia. Este fue el que me salió la primera vez que completé la aventura y casi me echo a llorar (me pilló muy joven…). Afortunadamente no tiré el cartucho por la ventana y la segunda vez sí que accedí al final “bueno”, en el que la princesa Penguette es sanada gracias a la manzana y una alegre música certifica nuestro éxito.

Penguin Adventure - Final

No recuerdo haber disfrutado jamás con un videojuego tanto como con “Penguin Adventure”. Por supuesto, en parte esto se debe a lo impresionable de mi entonces novicio cerebro unido al efecto de la nostalgia, pero no puedo dejar de pensar que parte de la responsabilidad recae también en la tendencia continuista de un sector cuyo avance a lo largo de tantos años ha estado sobre todo centrado en la potencia gráfica.

Fuentes

“Penguin Adventure” en Konamito.com

Etiquetas: , , ,

Categorías: Videojuegos

26 comentarios

  • Alex
    10/05/2010 | 7:03

    Que gran juego, cuantas horas de “vicio” y disfrute e llegado a pasar, gran retrospectiva gracias 🙂

    Por cierto otra gran “joyita” de la casa y que casi tenia el mismo enganche que el Penguin Adventure es el gran The Maze of Galious.

    Saludos

    Responder a Alex
  • Laocoont
    10/05/2010 | 7:41

    Lástima que en casano existiera tal consola, la verdad es que hubiera estado bien que mis padres hubiesen accedido a comprarmela….porqué el juego me hubiera encantando seguro.

    Por cierto, Konami ha ido de más a menor, no?

    Responder a Laocoont
  • Cloro
    10/05/2010 | 9:02

    @Alex gracias. “The maze of Galious” era otro juegazo sin duda. Para mi desgracia me atranqué en una pantalla y no tuve pantalones de seguir avanzando (una en la que había un lago). Recuerdo que una diosa me decía en inglés (horas para traducirlo) que había que golpear la pared con la espada para pasar, pero nada, no lo logré. Quién hubiera pillado internet por aquel entonces…

    @Laocoont en mi opinión, y aunque por supuesto sigue poniendo a la venta buenos juegos, Konami ha perdido esa posición de preeminencia y liderazgo de la que disfrutaba en décadas pasadas.

    Responder a Cloro
  • morri
    10/05/2010 | 9:18

    Qué gran juego. Yo lo jugué de pequeño en el MSX de mi primo, y fue de los primeros juegos que probé en cartucho. Luego de mayor lo he podido jugar en emuladores, pensaba que me lo había pasado en algún momento, pero visto lo visto juraría que no me lo pasé. Un día de estos lo tendré que pillar y dedicarle un buen rato.

    Responder a morri
  • eduideas
    10/05/2010 | 10:10

    Estás hablando de uno de mis juegos favoritos, que por cierto no logré terminar “bien”. En casa jugábamos en el MSX2 por turnos y nos emocionábamos tanto disparando a los frisaurios que rompimos la barra espaciadora, reducida a un botón simple. Los niveles de hielo y agua eran realmente complicados, con esos troncos que venían de pronto traidores, algunos con una rama que sobresalía. Había que recomenzar cada vez, lo que dio pie a más de un chillido

    Responder a eduideas
  • Galious
    10/05/2010 | 11:32

    Juegaaaazo… Yo también le dediqué su tiempo con mi MSX. Por cierto, una curiosidad que no aparece en el artículo es que Penguin Adventure es el primer juego de Hideo Kojima, conocido por ser el creador de la saga Metal Gear

    Responder a Galious
  • Truch
    10/05/2010 | 11:45

    Yo recuerdo haber jugado a versiones clónicas de este juego en 8 bit o menos, su bso era hipnóticamente deliciosa.

    A ver si busco algún emulador y rescato más recuerdos.

    Responder a Truch
  • Konamiman
    10/05/2010 | 12:25

    Qué cosas, precisamente ayer me terminé el Penguin Adventure en mi MSX Turbo-R con mi nene de 3 años en las rodillas. Hacía siglos que no jugaba.

    Sobre el artículo, un par de puntualizaciones:

    – El juego no tiene 26 fases, tiene 24.

    – Que salga el final bueno o el malo depende de cuántas veces pausas el juego durante la partida. Para ver el final bueno hay que pausarlo 4n+1 veces, con n=0,1,2…

    – ¿999 de tiempo y 997 pescados? ¿Alguien ha hecho trampas? Vuelve a cargarlo y termínatelo como un hombre, que el juego lo merece.

    Responder a Konamiman
  • Konamiman
    10/05/2010 | 12:26

    @Laocoont El MSX no es una consola, es un ordenador de pleno derecho.

    Responder a Konamiman
  • Cloro
    10/05/2010 | 12:27

    @eduideas las teclas de mi MSX también terminaron bastante renqueantes, aunque sobre todo por culpa de la saga “Hyper Sports”, un destruye-teclados en toda regla

    @Galious el dato que comentas figura en el segundo párrafo 😉

    Responder a Cloro
  • Cloro
    10/05/2010 | 12:33

    @Konamiman muy cierto lo de las 24 fases, lo corrijo, gracias por la puntualización 🙂

    Responder a Cloro
  • Lobacho
    10/05/2010 | 13:59

    Con “joya” te quedas corto,este juego fue una maravilla,aun recuerdo con gran cariño ese juego que por desgracia,no era mio,y rogabamos a un compañero de mi padre que nos lo dejara a cambio de nuestro HyperSport 3 (el revientateclados) y el Nemesis (tambien conocido como gladius).
    Tengo mi Msx en el cajon y no he podido evitar abrirlo apra saludarlo…y tengo la tentacion de enchufarlo ajjajaja.

    Responder a Lobacho
  • Nacho
    10/05/2010 | 14:15

    Brujeria brujeria..
    yo jugaba al original y primigenio antartic aventure algo mas sencillo pero con una música mas emocionante, y la velocidad del pingüino impresionante, mas o menos unos 100 km por segundo, saltos de 40 km. puto pingüino y luego dicen que fuera del agua no corren y son patosos.

    en el penguin adventure este se ve que le pusieron una bola de plomo para no correr tanto.
    por cierto mirando en youtube el final feliz a mi me da la impresión que la pinguina esa no esta enferma ni nada, la tipa quiere una manzana de atomarporculolandia y se hace la moribunda para que se la lleves. si cuando le deja la manzana sobre los pies de cama pega un salto que ni son goku y luego ni la prueba ni na la ingrata. seguro que en el final que se muere lo que realmente pasa es que se fue a la nevera a por un yogur de manzana

    Responder a Nacho
  • seburo
    10/05/2010 | 14:28

    No lo jugué pero mis amiguetes lo tenían y siempre me pareció una maravilla. A mí me tocó disfrutar del genial USAS. 🙂

    Responder a seburo
  • DGC
    10/05/2010 | 16:05

    Sigo pensando, que antes, pese a que los juegos era logicamente peroes tecnicamente hablando, era mucho mas entretenidos y nos hacian disfrutar mas

    Responder a DGC
  • Wiz!
    10/05/2010 | 21:07

    Gran artículo! Me parece haberlo jugado con una amiga en su casa, no recuerdo muy bien pero si que me acuerdo que era un pinguino y había que pasar a toda velocidad.

    Totalmente de acuerdo con el último párrafo, las historias cada vez más malas y las ocultan con gráficos “modernos”. Prefiero un juego divertido, simpático y adictivo con gráficos pobres que una historia repetida, mala y aburrida con unos gráficos que se parecen a la realidad.

    Responder a Wiz!
  • Luis
    10/05/2010 | 22:04

    La verdad no lo considero digno de guardar en la estanteria este juego. Me vienen mejores momentos con el ice climber o algo mas parecido a este, quien no se acuerda de HUGO!!, si ese mismo el q salia con Carmen Sevilla en aquellos tiempos en el telecupon (el 46, el 90, …) ver el telecupon para no perderse ni un segundo del señor q llamaba para participar con este juego y q estaria en su casa pulsando las los digitos para mover a dicho personaje, jajaja vaya por dios.

    Responder a Luis
  • q256
    10/05/2010 | 23:35

    Luis, dado lo que comentas, creo que hay un artículo de esta misma web que te interesará:

    http://www.ionlitio.com/cine-tv/el-videojuego-de-hugo/

    Responder a q256
  • kofmaster
    11/05/2010 | 8:16

    Recuerdo que en Family (nes clonica) habia un penguin muy simplificado xD

    Responder a kofmaster
  • Dani
    11/05/2010 | 16:25

    OSTIAAAAAS! Yo he jugado a ese juego hace taco de años! Realmente sí, era un vicio que no te veas….

    Gracias a esta entrada, acabas de reventar por sobretensión varias neuronas jajaja

    Responder a Dani
  • Truch
    12/05/2010 | 4:12

    Ya casi se me olvida que he de buscarlo.

    Parece mentira que Hideo Kojima hizo luego de juegos tan sencillos ( a día de hoy) como este.

    Buen artículo, por si no lo dije.

    Responder a Truch
  • RUSSO
    14/05/2010 | 8:53

    @kofmaster: yo tambien, tenia una nes clonica “computer entertainment system” que me traia algo de 200 juegos incorporados, y uno de esos era el “antartic adventure” donde el pinguino solo recorria y saltaba encima de focas….segun leo este era una version anterior o mas simple del “penguins….”

    Responder a RUSSO
  • Kotai
    15/05/2010 | 2:09

    Pues este juego a mi no me acabó de convencer y es uno de los pocos cartuchos que pasaron por mis manos que no me pasé el final, se me hacía un poco aburrido.
    De todas formas al ver el artículo me ha picado el gusanillo y le voy a dar otra oportunidad con la GP2xWiz

    Gracias por hacernos recordar

    Responder a Kotai
  • locomosxca
    21/08/2010 | 14:44

    Este juego tiene el honor de ser el 1er juego que termine y ademas con el final bueno sin saber que tenia final malo, cosa que averigue dos o tres veces mas que consegui llegar al final. La verdad es que ahora lo encuentro mas chungo ¿sera la edad?

    Responder a locomosxca
  • Penguin
    29/04/2011 | 1:11

    Que viejo el juego! HORRIBLE

    Responder a Penguin
  • Kotai
    30/09/2011 | 13:18

    Pues el mes que viene (octubre) es el 25 aniversario de Penguin Adventure, que si bien en su día no me llenó mucho la cosa ha cambiado ahora que lo estoy probando muy muy a fondo para preparar una sorpresa que contaré antes que acabe octubre.

    Responder a Kotai

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.