nov
29
2007

El Zeppelin

por

Graff Zeppelin amarradoSilencioso, cómodo y con gran autonomía, el Zeppelin era el medio de transporte más elegante de principios del siglo XX. El Zeppelin, cuyo nombre proviene de Ferdinand von Zeppelin, quien compró la patente y popularizó el invento, era uno de los medios de transporte más utilizados en la Alemania de principios de siglo.

El zeppelin o dirigible, junto a la máquina de vapor, es uno de los elementos recurrentes de la estética steampunk, un subgénero de fantasía y ciencia ficción que ambienta sus historias en un mundo en que tecnologías del pasado como estas siguen siendo usadas ampliamente.

Sin embargo, como ya sabemos, este sistema no se emplea en la actualidad. La tecnología popularizada por el conde von Zeppelin ha quedado relegada a los eventos publicitarios comerciales, así como a algunos vuelos turísticos. Por ello, quiero hacer hoy un pequeño homenaje a estos gigantescos aparatos voladores, repasando la historia de este curioso medio de transporte.

Los orígenes del Zeppelin:

El Zeppelin es una evolución de la tecnología del globo aerostático, con el que comenzaron a experimentar los hermanos Montgolfier en 1783. El globo aerostático es un medio de transporte basado en el principio de que el aire caliente tiende a subir. De este modo, se coloca una bolsa de tela abierta por abajo, atada a una cesta. Cuando el aire de la cesta es calentado por abajo, utilizando un quemador, el globo asciende, y cuando se enfría, desciende.

Sin embargo, desde la aparición de este medio de transporte, muchos han intentado mejorarlo dotándolo de mayor maniobrabilidad. Uno de los primeros en conseguirlo fue Jean Pierre Blanchard, que en 1784 agregó un propulsor manual a un globo aerostático, en lo que constituye el primer registro documentado de un vuelo propulsado.

Más de 60 años después, tendría lugar el primer vuelo a motor, realizado por Henri Giffard, quien en 1852 voló 17 km en un dirigible propulsado por una máquina de vapor.

Ilustración del dirigible propulsado a vapor de Henri Giffard

Exactamente veinte años después, en 1872, el arquitecto naval francés Dupuy de Lome desarrolló un gran globo gobernable, que necesitaba para moverse un gran propulsor y la fuerza de ocho personas. El objetivo era darle un uso bélico durante la contienda franco-prusiana, para mejorar las comunicaciones desde Paris durante el asedio de las fuerzas alemanas. Desgraciadamente, para cuando completaron el diseño, la batalla ya había concluído.

Los experimentos se sucedieron por todo tipo de pioneros a partir de entonces. Uno de los más destacados en este campo fue el ingeniero croata David Schwarz, cuyo dirigible rígido realizó un vuelo de bautismo en 1896 en el campo de Tempelhof en Berlin. Tras la muerte de Schwartz, su esposa Melanie recibió una suculenta oferta de 12.000 marcos provinientes del conde von Zeppelin, interesado en adquirir toda la documentación técnica sobre el aparato. Era el inicio de la época dorada de los dirigibles.

Uso militar:

El conde von ZeppelinEn julio de 1900, el dirigible Luftschiff Zeppelin (LZ1) realizaba su bautismo aéreo. La nave recibía su nombre del famoso conde, y es uno de los dirigibles más conocidos de todos los tiempos.

El conde Zeppelin y otros militares alemanes creían haber encontrado en el dirigible el arma ideal para contrarrestar la superioridad naval británica, y poder atacar en suelo inglés.

Durante la época de la Primera Guerra Mundial, los zeppelines tenían una estructura cilíndrica de aleación de aluminio y un casco cobertor de tela que contenía celdas de gas separadas. De este modo, si se rasgaba la estructura, no se perdía drásticamente todo el aire.

Para el control y la estabilidad se utilizaban aletas multiplano, así como dos góndolas para la tripulación bajo el casco, y propulsores adheridos a ambos lados. Entre ambas góndolas se encontraba la cabina de pasajeros, que durante la guerra se utilizaba como depósito de bombas.

Un zeppelin sobrevuela un buque de guerra alemánSin embargo, los Zeppelines eran armas terribles pero inexactas. La navegación, selección de blancos y el bombardeo resultaban extremadamente difíciles incluso con las mejores condiciones climáticas, viendose afectadas por la oscuridad, las nubes y las rachas de viento.

El gas empleado en el interior de los globos era el hidrógeno. Incluso hasta la década de 1950, cuando los dirigibles ya habían sido retirados del uso comercial, continuaba empleándose dicho gas, a excepción de los Estados Unidos. donde se inició el uso del helio. Las razones del uso del hidrógeno eran su menor densidad, su facilidad de producción y su menor precio. Sin embargo, el hidrógeno cuenta con una característica muy negativa: es un gas tremendamente inflamable.

Por ello, los zeppelines eran muy vulnerables a la artillería antiaérea y un blanco fácil en el combate aéreo, sobre todo si el adversario contaba con munición incendiaria. Su enorme volumen y escasa maniobrabilidad los convertían en un blanco fácil de abatir, lo que determinó que su uso militar terminara por descartarse salvo para labores de exploración.

Tiempos difíciles:

Tras la muerte del conde en 1917, antes del final de la guerra, Hugo Eckner tomaría su relevo al mando de la compañía Zeppelin. Tras el final de la contienda, los aliados reclamaron algunos de los zeppelines como compensación. Los proyectos futuros fueron cancelados y la evolución de la compañía quedó en suspenso durante algunos años.

Sin embargo, Eckener y sus trabajadores se negaron a abandonarlo, y se decidieron a buscar inversores para encontrar la forma de eludir las restricciones impuestas. Su oportunidad llegó en 1924, cuando el gobierno de EE.UU. comenzó a experimentar con aeronaves rígidas de construcción propia. Los americanos construyeron su propio dirigible, el ZR-1 USS Shenadoah, y encargó otro modelo a los británicos, el R38 (ZR-2). Sin embargo dicha aeronave explotó durante un vuelo de prueba, matando a 44 de los tripulantes.

En estas circunstancias, Eckener consiguió un contrato para fabricar el siguiente dirigible americano. Por supuesto, Alemania tendría que pagar los costes de construcción, como parte de la compensación de guerra, pero esto era secundario. Con la experiencia acumulada durante años, la compañía construyó por fin su primer Zeppelin, el LZ126, que realizó su primer inaugural de Los Angeles a Manhattan.

Zeppelin USS ZR-3 sobrevolando Manhattan

Sin embargo, ninguna compañía de seguros quería correr el riesgo de cubrir un vuelo transtlántico. Eckener, que confiaba totalmente en las posibilidades de la nueva aeronave, decidió arriesgar el capital de su propia empresa. El 12 de octubre, a las 07:30 hora local, el Zeppelin despegó hacia los Estados Unidos con Eckener al timón. La aeronave completó sin incidentes un vuelo de 8.050 km en 81 horas y dos minutos, y el propio presidente norteamericano Calvin Coolidge recibió al Dr. Eckener y su tripulación en la casa blanca para conmemorar su hazaña, llamado al nuevo Zeppelin “un angel de paz”.

De este modo, el nuevamente designado como ZR-3 USS (el Zeppelin LZ126) se convirtió en la nave americana más exitosa, operando con fiabilidad durante ocho años hasta que fué retirado en 1932 por razones económicas, y desmantelado en 1940.

De vuelta al negocio:

Tras el éxito del LZ126, la compañía Zeppelin consiguió el permiso para retomar la construcción de dirigibles. El problema era conseguir los fondos necesarios para ello, tarea que le llevó a Eckener un total de dos años de promoción y recaudación de fondos.

No sería hasta dos años después, el 18 de septiembre de 1928, cuando el nuevo LZ127 vio la luz. Con un total de 236 metros de longitud y un volumen de 105.000 metros cúbicos, era el mayor dirigible construido hasta la fecha.

Distribución de la góndola de pasajeros del LZ127 Graff Zeppelin

La idea inicial de Eckener era utilizar el aparato para vuelos experimentales y de demostración, transportando pasajeros para cubrir los costes, pero, eventualmente, el zeppelin se convirtió en un medio de transporte muy popular. En su primer vuelo de larga distancia, el Graf Zeppelin voló de nuevo a Lakehurst, donde Eckener y su tripulación fueron recibidos efusivamente por la población de Nueva York e invitados de nuevo a la Casa Blanca. Habían cesado las hostilidades y comenzaba la verdadera edad de oro para los viajes en zeppelin.


Hasta aquí nuestro pequeño repaso a la historia de este medio de transporte por hoy. Mañana continuaremos el relato, conociendo las causas que llevaron a su caída en desgracia y lo hicieron desaparecer de los cielos.

Continuará…

Fuentes

Zeppelin (Wikipedia en inglés)
Dirigible (Wikipedia en español)
“Ballons et Dirigeables” en Technoscience.net

También en ion litio…

El espía del Mossad
La semana que nunca existió
La película Zapruder

Sobre q256:

Que no os despiste mi nombre: no soy ningún robot, sino el creador de esta página web. Comencé ion litio como un proyecto personal, pero a día de hoy tengo la suerte de contar con un pequeño equipo de colaboradores esporádicos que me ayudan a llevar el peso de la misma, siendo por tanto este un proyecto colaborativo.

Aun así, no puedo evitar el seguir sintiendo esta web como algo propio, así que cuando mi tiempo me lo permite, intento desmarcarme de vez en cuando con algún artículo de esos que hacen aflorar la lagrimilla nostálgica. Tanto para demostrarme que sigo en forma como porque, simplemente, me encanta hacerlo.

Ver más artículos de q256

16 comentarios

  1. Memorable la lucha de indiana jones en uno de ellos.

    Responder
  2. Varius

    Magnífico artículo, aunque te has olvidado comentar la tragedia del Hindenburg, un acontecimiento del que seguro todos hemos oído hablar y que puso fin a la era de los dirigibles.

    Responder
  3. [...] El Zeppelinwww.ionlitio.com/2007/11/29/el-zeppelin/ por LordVader hace pocos segundos [...]

    Responder
  4. Hombre Varius, supongo que esa parte de la historia la cubrirá mañana.

    Es curioso que cada vez que oigo hablar de Zeppelines, me viene a la mente el Crimson Skies xD

    Responder
  5. Desde Bolivia

    Supongo que eso del Hindenburg vendrá en la continuación al artículo.

    Responder
  6. ditman

    Zeppelines importantes:

    – Crimson Skies
    – Sky Captain y el mundo del mañana
    – Led Zeppelin (jeje :) )

    Responder
  7. Ojala mañana pongas lo del Hindenburg! :D

    Responder
  8. [...] comentarios nota-lok: es muy recreativo (…)K3M#: Ojala mañana pongas (…)Varius: Que grande xD Me (…)El Zeppelin | ion litio: [...] El [...]

    Responder
  9. Jooooer !! Peasso de post super-currao !!
    No sabia que Zeppelin era un tipo de dirigible concreto, yo pensaba que eran sinónimos.

    Gracias por el post !

    Responder
  10. CHuYz

    Me pregunto a cuál sería su máxima velocidad?

    Buena entrada!

    Saludos para uds hermanos Españoles..

    desde México… digo hermanos porque llevo algo de sus genes

    en mi sangre.

    Responder
  11. Juan Pablo de la Rosa

    Admirable trabajo, sobretodo si se tiene en cuenta que el verdadero inventor del dirigible fue un Colombiano llamado Carlos Albán, quien además inventó el relój Universal, y un telescopio que aún hoy se utiliza a nivel mundial estos entre otros inventos

    Responder
  12. Están algo atrasados se está volviendo al dirigible por muchas razones. Entre ellas ecológicas. Navegar en página dirigibles.
    En USA se está construyendo un superdirigible de carga y pasajeros. Es lento pero más veloz que un barco. Usa motores eléctricos (ecológico) c/células de combustible El gas es Helio: incombustible. Ideal para vuelos de cabotaje. Varios países están dedicados a esta técnica de aeronavegación

    Responder
  13. davidsar

    tengo que hacer un par de preguntas que no pude averiguar y me encantaria saber acerca del tema ¿Cuanto tiempo puede permanecer un dirigible y/o zeppelin en el espacio aereo?¿necesita aterrizar en algun momento por cuestiones de que el helio y/o hidrogeno del aeronave deba ser recargado?¿o algun que otro tipo de mantenimiento que no se pueda realizar estando en vuelo?

    Responder
  14. TheTioPol

    Me ha encantado el articulo, hace varios años lei un libro sobre dirigibles muy completo, donde por supuesto se relata el caso del Hindemburg.

    Desconozco el presente de este tipo de transportes aereos, pero hay que tener en cuenta que se suman varias razones para que su construccion se abandonase casi totalmente : Eran caros de fabricar, eran bombas en potencia ( son globos rellenos de helio o hidrogeno a lo bestia ), simbolos del poderio nazi de Hitler y un accidente/incendio de algo suspendido en el aire da un cierto dramatismo dificil de olvidar. ( semana siguiente , Hindemburg )

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.