Ene
30
2019

Indiana Jones and the Iron Phoenix

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Indiana Jones and the Iron Phoenix - Comic Dark Horse

No es la carátula del juego, pero podría haberlo sido

No es la carátula del juego, pero podría haberlo sido[/caption]Hace la friolera de 13 años, dediqué dos artículos a una de mis aventuras gráficas favoritas de todos los tiempos: “Indiana Jones and the Fate of Atlantis”. Por aquel entonces, la cuarta entrega cinematográfica de Indiana Jones era un rumor que venía repitiéndose de año en año, y hasta que finalmente vio la luz en mayo de 2008. Reconozco que inicialmente, esta nueva entrega cinematográfica me gustó, quizá por culpa de la nostalgia. Sin embargo, con el tiempo mi opinión ha ido cambiando hasta acercarse a la crítica del Tipo de la Brocha.

Visto en perspectiva, quizá habría sido mejor dejar a Indy con solo tres entregas cinematográficas. En cualquier caso, en mi mente y en la de millones de jugadores, “Indiana Jones and the Fate of Atlantis”, la aventura gráfica, es la genuina cuarta entrega de la saga Indiana Jones.

Menos conocido es el hecho de que este juego iba a contar con una secuela, una quinta entrega cuyo título provisional era “Indiana Jones and the Iron Phoenix”. El juego nunca vió la luz y, debido a la escasa información disponible, no había mucho que escribir al respecto. El argumento sí vio la luz, aunque en forma de comic, pero del videojuego poco más se supo. Sin embargo, a mediados de julio de 2016, uno de los diseñadores del proyecto filtró un buen puñado de información de este título en su web personal, incluyendo el guión del mismo y un storyboard parcial. Esto nos permite hacernos una mejor idea de lo que podría haber sido esta quinta entrega, y es el tema de nuestro artículo de hoy.

Berlin, 1947

La historia del juego comienza un par de años después del fin de la Segunda Guerra Mundial. No obstante, los nazis (o lo que queda de ellos, exiliados en secreto a Bolivia) siguen presentes, en esta ocasión compitiendo por Indy en una carrera por encontrar la piedra filosofal, con la que pretendían resucitar a Hitler.

No obstante, como estamos en plena posguerra, hay un tercer frente que entra a la zaga: los soviéticos, encabezados por una comandante llamada Nadia, como luego se ha sabido por los storyboards filtrados. Este personaje fue “rescatado” en cierta forma por la coronel Irina Spalko a la que daba vida Cate Blanchett en “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”.

Indiana Jones and the Iron Phoenix - Fondos coloreados

Algunos de los fondos coloreados que se conservan y que dan una idea del aspecto del juego.

La aventura llevaría a Indy de Berlin a Kiev, Irlanda, el Tibet, Hamburgo y finalmente a la selva amazónica, según se extrae de los documentos de diseño que muestran una progresión del argumento de la historia. Aunque estos archivos estaban colgados en la web del diseñador responsable de la filtración, Aric Wilmunder, parece que ya no están disponibles. Por suerte, los descargue en su momento y he podido consultarlos para elaborar este artículo.

Un desarrollo repleto de problemas

El plazo de desarrollo del juego fue bastante corto. Al menos, para lo que estamos acostumbrados hoy en día. El juego empezó a bocetarse en 1993 y se canceló en 1995. Por el camino, según cuenta , el proyecto se vió salpicado de problemas, siendo el principal de ellos una subcontratación con una empresa canadiense que no llegó a alcanzar el nivel de calidad requerido por LucasArts.

A todo esto se suma además que por aquel entonces, a mediados de los 90, cualquier juego con imaginería nazi tenía que ser censurado en Alemania, que era para más inri uno de los principales mercados de las aventuras gráficas de LucasArts. En títulos anteriores simplemente se sustituyeron las cruces gamadas por cruces normales y corrientes, pero en este título, el propio nombre del juego o el hecho de que la resurrección de Hitler fuese parte central del argumento presentaba un problema gordo para la censura.

Fate of Atlantis vs The Dig

A la izquierda, “Indiana Jones and the Fate of Atlantis”. A la derecha, “The Dig”, cuyo aspecto gráfico sería similar a lo que se pretendía conseguir en “Indiana Jones and the Iron Phoenix”.

El segundo problema eran las limitaciones técnicas. “Iron Phoenix” no repetiría el estilo gráfico de su predecesor, sino que iba a dar el salto a un estilo más realistas, parecido al de “The Dig”. El principal cambio que esto suponía es que los personajes serían de mayor tamaño y con proporciones más realistas. Sin embargo, esto planteo problemas con la paleta de colores, de manera que los personajes tenían un aspecto “plano”, al estilo de los dibujos de la serie de animación de Batman de los noventa.

Indiana Jones and the Iron Phoenix - Batman Art Decó

El estilo “Art Decó” de los personajes, parecido al de la serie de animación de Batman, no era intencionado.

Este no era el aspecto buscado, según comentaba en su momento Anson Jew, el animador principal. Cito sus palabras tal cual las recogía Aventura y CÍA en su artículo:

Hacer personajes grandes sin el suficiente número de colores hacía que parecieran muy planos, como los dibujos de televisión (de ahí la etiqueta “Art Decó” o “estilo Batman” que suelen atribuirle a los personajes de The Iron Phoenix). Les comenté varias veces a los jefes del proyecto que aumentáramos el número de colores de la paleta de animaciones para sortear el problema, sin resultado. Por mucho que me gusten el Art Decó y los dibujos de Batman, nunca jamás fue mi intención que Indy tuviera ese aspecto.

Posteriormente se intentó rehacer parte del proyecto, contratando a actores reales para grabarlos sobre chroma y usarlos en las escenas de vídeo, pero esto tampoco llegó a buen término. Por suerte, si me preguntáis mi opinión. Creo que a mediados de los 90 nadie habría aceptado a algún actor que no fuera Harrison Ford interpretando a Indy, por comprensible que sea que el presupuesto de un videojuego no pueda pagar el caché de Ford.

Eventualmente, el equipo fue dejando el proyecto para trabajar en “The Dig”. No obstante, en sus últimos coletazos incluso se llegó a barajar la posibilidad de que “Indiana Jones and the Iron Phoenix” estuviera compuesto íntegramente por escenas rodadas con actores rodados sobre fondos dibujados. Afortunadamente esto no llegó a materializarse, ya que esta técnica, utilizada profusamente a finales de los 90 gracias a la mayor capacidad de almacenamiento del formato CD-ROM, dió lugar a experimentos bastante atroces, en opinión del que escribe estas líneas. Al final la cosa no pasó de una serie de tests y dos días de filmación con actores en las instalaciones de Industrial Light & Magic.

Rescatado en forma de cómic

El argumento de “Indiana Jones and the Iron Phoenix” fue rescatado, como ya hemos adelantado al principio de este artículo, para la serie de cuatro comics del mismo título publicada por Dark Horse comics. Las tres primeras entregas siguen más o menos los diseños de Aric Wilmunder, pero en la cuarta entrega la cosa se desvía ligeramente, introduciendo ni más ni menos que zombis nazis.

Indiana Jones and the Iron Phoenix - Dark Horse Comics

Portada de las cuatro entregas publicadas por Dark Horse Comics

El juego, no obstante, nunca pasó de la fase de concepto. Se dibujaron algunos fondos y se hicieron algunas animaciones, pero no mucho más. Uno de tantos proyectos que terminan en un cajón, aunque en esta ocasión con Indiana Jones como protagonista.

Fuentes

“Presuntamente desaparecidos (IV)” en Aventura y CÍA
“Indiana Jones and the Iron Phoenix: The Lost Sequel to Fate of Atlantis After Fate of Atlantis” en The International House of Mojo

Etiquetas: ,

Categorías: Cómic, Videojuegos

2 comentarios

  • Saydon
    30/01/2019 | 17:22

    Qué lastima que se cancelase. ¡Buen artículo!

    Responder a Saydon
    • q256
      30/01/2019 | 23:23

      Coincido en que es una lástima que no llegara a lanzarse.

      No obstante, a veces pienso que es mejor así. Podría haber sido una obra maestra, o un completo fiasco. Con estas franquicias, cada nueva entrega es una tirada de dados.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.