sep
1
2010

‘Tarántula’ (1977)

por

Tarántula (1977) - Portada¿Recordáis aquellos veranos maravillosos en los que podíais pasaros tres meses haraganeando, cuando la mayor pega de las vacaciones era tener que esperar a haber hecho la digestión para ir a la piscina o sacar la basura? Yo sí, y no acabo de acostumbrarme a un verano que supone tres meses y medio de sudar el traje y dos semanas en compañía de un Mai Tai y mi Blackberry. Por eso, aún me aferro a mis recuerdos de la infancia: el Frigo Pie, la colchoneta hinchable del Capitán América, la Bola Loca… y las películas de insectos asesinos. Las había de hormigas, de avispas y, sí, mis favoritas, las de las arañas.

Como ya sabéis lo mucho que me gusta “Star Trek”, hoy repasaré con vosotros “Tarántula”, una cinta de serie B de los años setenta en la que William Shatner se enfrenta a tarántulas homicidas. Con un extintor.

En el típico rancho de Arizona, donde suena música country hasta debajo de las piedras, la gente masca tabaco y Bella Swan consiguió ese bronceado suyo tan espectacular, una vaca pasta mansamente hasta que unos acordes siniestros, compuestos por Jerry Goldsmith para “En los límites de la realidad”, llaman su atención.

Como no somos estúpidos, deducimos que algo la acecha entre la hierba. ¿Os imagináis qué sorpresa si resultasen ser tarántulas? ¡Sería la bomba! Hasta coincidiría con el título.

Tarántula (1977) - Vaca

Sin embargo, antes de que la cámara se estampe contra los morros de la vaca, pasamos a otra escena en la que William Shatner cabalga detrás de un novillo al que trata de echar el lazo.

Con ayuda de una vaquera (Marcy Lafferty, su esposa en la vida real por aquel entonces), Shatner atrapa al bovino y luego lo vacuna. Sí, nuestro protagonista es un cowboy veterinario. Ahí queda eso. Para que lo maduréis.

Como se han levantado juguetones, Shatner y la mujer se revuelcan juntos en la arena, riendo, hasta que ella estropea el momento llamándole por el nombre de su difunto esposo, que era el hermano de Shatner. Si yo estuviera revolcándome con una vaquera, por mí como si me llama Lady Macbeth o mein Führer; pero Shatner se mosquea.

De todos modos, no se lo tengáis en cuenta, solo es una subtrama estúpida.

Tarántula (1977) - Shatner y su cuñada

Shatner recibe una llamada de emergencia y cabalga hasta el rancho que vimos al principio de la cinta. Nuestra vaca asustadiza anda ahora algo pachucha, y su dueño, el señor Colby, (interpretado por el grandísimo Woody Strode) está muy preocupado, porque confiaba en ganar con ella los 1.000 dólares de premio de la feria del condado.

Ah, la feria del condado… una expresión evocadora de mantequilla de maní, olor a estiércol, atracciones no aseguradas y paletos tirándose a sus primas. El viejo e irresistible encanto sureño.

Tarántula (1977) - Woody Strode

Pese a la intervención veterinaria, el animal muere y Shatner extrae algunas muestras para enviarlas al laboratorio de la gran ciudad, donde tienen microscopios, mecheros bunsen y todos esos cachivaches que no pueden permitirse en el pueblo.

Al enterarse de la noticia, el alcalde trata de convencer a Shatner de que no ponga el rancho de los Colby en cuarentena porque eso perjudicaría la feria del condado.

Como veis, la historia es la misma que en “Tiburón”, y todos sabemos cómo acaba la peli de Spielberg. Con muchos muertos. Ahora bien, mirándolo por el lado bueno, al menos aquí nos ahorramos tres horribles secuelas.

Por precaución, el laboratorio manda a investigar a una de sus más brillantes entomólogas: Diana Ashley (Tiffany Bolling), que, al igual que cualquier otra entomóloga, es atractiva, viste como una estrella de Hollywood y conduce un Mercedes-Benz. ¿Habéis oído eso? Era la película rebasando los límites de la ciencia ficción.

Tarántula (1977) - Diana

Tras encontrar alojamiento, Diana informa a Shatner de que la vaca murió envenenada. Veneno de araña, dice. Shatner se ríe en su cara, desprestigiando todos sus años de formación universitaria, y luego, como quien no quiere la cosa, la invita a cenar. ¡Ese es mi hombre!

Diana le da largas y esa misma noche, después de la ducha de rigor (¿era eso un pecho?), descubre una tarántula en su cabaña. En su lugar, yo hubiera chillado como una niña y corrido a por la escoba; pero ella coge el bicho tranquilamente y lo suelta en el campo.

Su reacción es creíble salvo por un pequeño detalle: aunque sea entomóloga, ¡fue ella quien dijo que a la vaca la habían matado las arañas! ¿No debería mostrarse un pelín más precavida?

A la mañana siguiente, Shatner y Diana visitan el rancho de los Colby y descubren que también se les ha muerto el perro. Diana tarda exactamente 20 segundos en sacar su equipo, hacer la prueba pertinente y concluir que es otra víctima de las arañas. Hacer ciencia es fácil con Quiminova.

Tarántula (1977) - Diana, Shatner y los Colby

Al oír la palabra “araña”, el señor Colby recuerda un pequeño detalle que había omitido hasta ahora: en su rancho hay un montículo con centenares de tarántulas gigantes. Normal que se le olvide, sobre todo cuando se ha pasado toda la vida criando vacas y mirando cómo crece el heno. Su rutina es pura adrenalina.

Por supuesto, el punto fuerte de la película es que la mayoría de tarántulas son de verdad, nada de marionetas ni efectos digitales. Y las hay a puñados. Por otro lado, y siendo quisquillosos, es cierto que, por su naturaleza, las tarántulas son criaturas solitarias que solo se juntan para fornicar o comerse unas a otras; pero una cosa puedo aseguraros: no se consultó a ningún entomólogo durante la producción de esta película.

Tarántula (1977) - Montículo de arañas

Después del hallazgo, Shatner visita a su cuñada, que flirtea con él descaradamente. No sé cuánto hace que moriría su hermano, pero aprovecho para enviarle al mío un mensaje: como palme y me entere de que rondas a mi esposa, mi fantasma se presentará en tu casa cada noche y arramblará con todo lo que tengas en el frigorífico, te desordenará los cajones y verá la televisión con el volumen exageradamente alto.

Después de ligar con su cuñada, Shatner, todo un mujeriego, le tira los trastos a Diana, que ahora está más receptiva y acepta su invitación para cenar. La siguiente escena sirve para desarrollar a los personajes y culmina en un beso apasionado.

Hasta ahora, es verdad, no ha habido mucha acción arácnida; pero de algún modo hay que conseguir que el público se encariñe con los personajes antes de echarles encima un cubo lleno de bichos.

Tarántula (1977) - El beso

Diana piensa que el uso del DDT está acabando con la fuente natural de alimento de las arañas (los Doritos Dippas) y de ahí su inusual agresividad. Las pruebas, por otro lado, indican que su veneno es cinco veces más tóxico de lo normal; pero esto no nos lo explican. Mi sugerencia es que se trata de arañas radiactivas mutantes del espacio exterior. ¡Súper arañas!

Con el marcador pasando ya de los cuarenta y cinco minutos, por fin comienza la diversión. Después de que los Colby organicen una barbacoa en el montículo, las arañas toman represalias y atacan al señor Colby mientras conduce, provocando que se despeñe por un barranco.

Cuando Shatner y el sheriff lo encuentran, está cubierto de tela de araña, las tarántulas le han sorbido los fluidos corporales y está más muerto que la carrera musical de Bertín Osborne. Pero el señor Colby solo era el aperitivo.

Tarántula (1977) - Adiós, señor Colby

Pronto, las madrigueras de araña se multiplican y el alcalde ordena fumigar la zona, pese a que antes han explicado claramente que el DDT no afecta a las arañas. ¿Con qué van a combatirlas?, ¿con Rexona?

El fumigador, sin embargo, no corre mejor suerte que el granjero, y, tras ser atacado por las primeras tarántulas aviadoras de la historia, su avioneta acaba estrellándose contra una gasolinera, justificando de algún modo la ineludible gran explosión.

Tarántula (1977) - Explosión

Más adelante, las arañas atacan a la señora Colby, brindándonos una de las escenas más memorables del filme, que es cuando la buena mujer, histérica perdida, dispara a bocajarro a una araña y se vuela la mitad de la mano.

Eso impresiona bastante cuando lo ves de crío, incluso más que los destapes de las películas de Pajares, Esteso y Ozores.

Tarántula (1977) - Adiós, dedos

La cuñada de Shatner también muerde el polvo tratando se salvar a su hija de una horda de arácnidos. Y, creedme, las arañas que cubren el cuerpo de la ex mujer del capitán Kirk tampoco son de goma.

Puede que esta película no cuente con grandes interpretaciones, pero nadie pondría en duda que los actores se ganaron el pan.

Tarántula (1977) - La cuñada

Shatner y Diana salvan a la niña y corren a refugiarse en una cabaña con otros tres personajes que, por pura vaguería, no me he molestado en presentaros. Supongo que es tarde para hacerlo ahora, pero puedo compensarlo con esta imagen escalofriante:

Tarántula (1977) - Otra víctima

En este punto, las arañas ya son una verdadera plaga y hay cientos de ellas por todas partes: en las paredes, cayendo del techo, dentro de los coches, en el puticlub… Puede que la mayoría estén más quietas que sus víctimas y, de hecho, para que se movieran durante el rodaje había que lanzarles chorros de aire; pero cuando alguna pega un salto inesperado, las reacciones de los actores son de genuino espanto.

También en este momento de la película cuando uno empieza a darse cuenta de que los activistas pro animales debían de estar muy ocupados salvando a los delfines, porque es evidente que los actores pisotean, queman y atropellan arañas de verdad. Creo que esta es una de las razones por las que ningún remake que puedan hacer de “Tarántula” será como la original.

Recordad: montones de arañas fueron dañadas durante la grabación de esta película.

Tarántula (1977) - Invasión arácnida

Mientras el pánico se apodera del pueblo y el contador de muertes se dispara, en la cabaña se suceden las escenas de suspense y las duchas de arañas.

Otra de mis escenas favoritas es cuando las tarántulas rodean a la sobrina de Shatner y éste le dice que salte a sus brazos para, acto seguido, arrojarla al suelo como si fuera una patata caliente y rociarla con un extintor. ¿Qué clase de productora permitiría eso hoy día? Ninguna.

Tarántula (1977) - Shatner al rescate

Pero lo más grande de la película es, sin duda, su final, porque, aunque los protagonistas sobreviven a la noche, cuando sale el sol, descubren horrorizados que todo el pueblo está cubierto de tela de araña.

En realidad es una pintura mate bastante mala, pero no importa, porque, como final, es cojonudo.

Tarántula (1977) - El final

En conclusión, aunque la cinta tarda en arrancar, cuando lo hace, merece la pena. Además, el efecto que se consigue utilizando centenares de arañas reales no puede imitarse con un ordenador, y la actuación de Shatner es tan entretenida como de costumbre.

Vedla salvo que sufráis aracnofobia, en cuyo caso puede que paséis más de una noche sin dormir.

Puntuación: 3,5 extintores sobre 5.

Tarántula (1977) - Puntuación

Ah, sí. Estamos oficialmente de vuelta.

Sobre El Tipo de la Brocha:

Aunque mi verdadero nombre no se puede leer sin perder la cordura, por aquí se me conoce como el Tipo de la Brocha.

Durante el día trabajo en una oficina, y por la noche... también. El poco tiempo libre que tengo lo dedico a celebrar bacanales decadentes con grandes ollas de queso fundido y a enseñar a escribir a los monos. En realidad, todos los artículos que he publicado en este blog los han escrito ellos, así que si no os gustan, ya sabéis a quién dirigir vuestras quejas.

Ver más artículos de El Tipo de la Brocha

21 comentarios

  1. Vaya !! Yo ya ni me acordaba de este filme !!
    Recuerdo haberlo visto en mis épocas de Tiburón, Gremlims, Critters y similares…

    Responder
  2. Ricardo_Chktno

    tengo vagos recuerdos de esta pelicula, pero eso si recuerdo el miedo que me proboco en mi niñez buen articulo.
    bienvenidos de vacaciones.

    Responder
  3. Isaac MXL

    la vi cuando era niño y gracias a ella le tenia terror a las arañas :p

    Responder
  4. MItica!!! Y para destripar a lo mal, la posterior e igual de delirante Aracnophobia! :D

    Responder
  5. Leon

    Estamos de vuelta si, por fin.

    Por cierto Tipo, un año acercate por Gijon y nos vemos todas las del festival Peor Imposible:

    http://www.gijon.es/Contenido.aspx?id=47132&leng=es

    Responder
  6. Truchen

    Habeis vuelto!!!!

    y con una “sinopsis” del 10

    Lo que me he reido!! jajajajaaj

    Responder
  7. @Leon: ¿Gijón? Eso está al norte, ¿no? ¿Como a cuánta distancia queda de mi sofá?

    Responder
  8. gmassa

    Cómo han ido las vacaciones?? Rodeados de mulatas i cócteles en una playa de arena blanca?

    Os hechabamos de menos…

    Responder
  9. FRG

    Una vuelta por todo lo alto.

    La próxima vez que me pierda una película en vez de esperar a que la pongan en la tele esperaré a que la comentéis aquí, que me río más y no hay cortes publicitarios.

    Eso sí, echo de menos la puntuación ¿3 extintores sobre 5? ¿4 DDTs?

    Responder
  10. Nayland Smith

    Fijaos en Shatner en el cartel de la película, Esta gritando:
    ¡¡¡KHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANNNNNNN!!!

    Responder
  11. Sephil

    Tsssssssssss

    Un excelente reportaje…

    pero siento que fue de muy mal gusto lo de “Ah si, Estamos oficialmente de vuelta” no intenten preguntar porqué… no lo tomen a mal

    Responder
  12. @gmassa: Prefiero no hablar de mis vacaciones. Han sido las peores de mi vida. Lo dice en mi camiseta.

    @FRG: ¡La puntuación! Ya sabía yo que me dejaba algo. En cuanto pueda, lo arreglo.

    @Leon: Putos amos.

    Responder
  13. Anonimatus

    No conocía esta película aunque si recuerdo con cariño una llamada Aracnofobia, en la que una araña de una especie desconocida y extremadamente mortal viaja hasta el típico pueblo de los Estados Unidos donde se aparea con una araña local y crean una nueva especie de superañas.

    Responder
  14. Que bien que ya estan de regreso…

    Saludos !

    Responder
  15. davilin

    Ya se os empezaba a echar de menos…

    Responder
  16. undercover

    Si te gustan las pelis del señor TIberius por muy malas que sean, no te pierdas la review de AVGN con su “Top 10 Shitty Shatner Movies”

    Responder
  17. me encanta la costumbre del canal cuatro de poner películas de bichos comiendo gente los domingos por la tarde :P

    Responder
  18. Anónimo
  19. luiluilouis

    No habia una mas actual: arañas puede ser¿? no me acuerdo pero vamos, bofeton a quien fue a verla al cine seguro.

    Responder
  20. golo

    De acuerdo contigo en aquellos tres meses de verano, vagueando, playa y poco más, pero el cine de verano de aquellos años, aquí en Canarias (Que yo me acuerde) eran pelis de King Kong ó Tarzán, en Nueva York, contra los zombies, contra mutantes, etc.

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.