Artículos bajo la etiqueta "chucherías"

jun
5
2013

Los quioscos

por

Quiosco - abierto
Hasta hace no demasiados años, encontrarse un quiosco en cada plaza o confluencia de grandes calles era lo más normal del mundo. Pequeños lugares de obligado paso para señores con traje y bigote, que diariamente, a primera hora de la mañana, compraban la prensa y un paquete de tabaco. Casetas donde las Marujas de todo el vecindario iban a comprar las revistas del corazón y a ponerse al día de los cotilleos del momento.

Pero sobre todas las cosas, eran templos casi sagrados del ocio, la diversión y los alimentos de dudosa capacidad alimenticia para los niños del barrio, que de manera casi ritual acudían periódicamente con sus modestos ahorros de la semana, a estos frágiles puestos donde todo tipo de mercancía se apilaba en un par de metros de cuadrados.

Leer el resto del artículo »

may
2
2012

Chucherías en peligro de extinción (III)

por

Chucherias 3 - General

Tercera y última entrega de nuestra serie de artículos “Chucherías en peligro de extinción”. Antes de nada vamos a recapitular brevemente lo visto hasta el momento para ir calentado. En la primera parte estuvimos viendo las chucherías más emblemáticas de nuestra generación, “las de toda la vida”, y como muchos de vosotros recordaréis, hicimos un repaso a los caramelos Drácula, Franskentein, Gajo y Cubalibre así como a los chicles Tico-Tico y los Boomer. Vimos como todas estas golosinas han ido soportando el paso de los años con mayor o menor suerte, pero en todos los casos aun se siguen vendiendo. En la segunda parte nos centramos en chucherías que quizás fueron menos famosas, pero que también tuvieron su hueco en el mercado, en concreto vimos los cigarrillos de chocolate, los caramelos flauta (Melody Pops), los Chimos y por último los chicles Bang-Bang, Trex, y Cheiw. Además hablamos de la multinacional Wrigley y de su conquista del mercado español. Por desgracia y como ya comentamos, muchos de estos dulces ya no se comercializan.

Y por fin llegamos a la tercera parte y ¿qué os voy a ofrecer hoy? Pues un poco de todo. En la próximas líneas os contaré brevemente la historia de Damel (la empresa creadora del chicle Cheiw) y analizaremos algunas chucherías ya desaparecidas y otras que actualmente siguen a la venta, y que desde tiempo inmemorables les pican los dientes a los niños, para desesperación de las madres y alegría de los dentistas. Comencemos.

Leer el resto del artículo »

mar
21
2012

Chucherías en peligro de extinción (II)

por

Chucherias 2 - General

Segunda parte de uno de los artículos más dulces de ion litio, “Chucherías en peligro de extinción”. Si hace algún tiempo hablamos de golosinas tan míticas como los caramelos Drácula o los chicles Boomer, hoy vamos a hacer un repaso a otras chucherías que quizás no tuvieron tanto renombre como las vistas anteriormente, pero que si contaron con la aceptación de los niños y que triunfaron en mayor o menor medida. Os adelanto que por desgracia, en la actualidad algunas de estas golosinas ya no se comercializan y otras han ido recortando su cuota de mercado poco a poco, y son más difíciles de encontrar que antaño.

Leer el resto del artículo »

feb
15
2012

Chucherías en peligro de extinción

por

Chucherías

Cuando éramos niños, no había nada que nos pusiera más contentos que cuando nuestra madre nos daba los cinco duros que le habían sobrado de la compra para que los gastásemos en chuches. Bueno, si que había algo mejor: cuando nuestro abuelo nos daba 100 pesetas los fines de semana, ¡100 pesetas! Toda una fortuna, pero eso ya eran palabras mayores…

Tal y como en su día ya se comentó, con esas 25 pesetas un crío podía hacer decenas de combinaciones para elaborar un hiperglucémico y supercalórico menú: caramelos, nubes, regalices, chicles y un sinfin de “chuminadas” (como las llamaba mi madre) fueron causa de más de un dolor de barriga y alguna que otra caries.

Leer el resto del artículo »

abr
26
2010

Cinco duros para chucherías

por

Chuches variadosAunque por la antigua moneda a la que hace referencia el título, este artículo debería ir destinado a la generación que ahora ronda los veintimuchos o treintaypocos, lo cierto es que es una temática tan universal que cualquiera puede sentirse identificado con ella. Y más aun si tenemos en cuenta que en las tiendas de golosinas, chucherías o “chuches” de hoy en día podemos encontrar prácticamente los mismos productos que hace veinte años, con ligeros cambios y alguna que otra innovación.

Con este título quiero hacer referencia a un momento concreto. En concreto, a ese momento del día o de la semana en el que nuestra madre / padre / abuelo / abuela introducían la mano en su cartera y nos premiaba con cinco duros para gastar en golosinas, productos de nulo valor nutricional pero gran valor gustativo (al menos para el paladar de un niño).

Leer el resto del artículo »