nov
6
2009

¡Quién te ha visto y quién te ve! Héroes de acción de los 60 y 70

por

Héroes de acción de los 60 y 70 - Portada

Leyendo el otro día el magnífico artículo de El Tipo de la Brocha sobre los héroes de acción cuyos momentos de gloria se enmarcan entre finales de los 70 y mediados de los 90, se me vinieron a la cabeza unos cuantos nombres. Se trata de esos actores que sentaron las bases de los tipos duros modernos, pero que se diferencian de los actuales en varios puntos: por lo general, tenían mayores dotes interpretativas y se pensaban más las cosas antes de ponerse a repartir tollinas.

A continuación, os presentaré a unas cuantas viejas glorias que seguramente os suenen, pues algunas se mantuvieron en activo hasta hace poco tiempo. Pasen y vean, damas y caballeros…

James Coburn

Héroes de acción de los 60 y 70 - James Coburn

Podría llevar el apodo de “Cagando perdigones”, pues durante su carrera ha interpretado a personajes espartanos y poco habladores. Vamos, la típica persona a la que no te gustaría tirarle encima sin querer el cubata en un pub…

Héroes de acción de los 60 y 70 - James Coburn como el Sargento SteinerTras finalizar el servicio militar, estudia interpretación en Nueva York y Los Ángeles, llegando a debutar en teatro y televisión en la década de los 50 (participó en algunos capítulos de “Bonanza”). Actuó en peliculones como “Los siete magníficos”, “La gran evasión”, “Charada”, “La batalla de Midway” o “Pat Garrett y Billy The Kid”. Aunque el papel que más me gusta es el de sargento Steiner en “La Cruz de Hierro”: él solito se basta contra todos los rusos en el Frente Oriental. Película altamente recomendable.

Su paso por “Los siete magníficos” le proporciona la posibilidad de participar posteriormente en múltiples seriales televisivos ambientados en el Oeste y que le procuran una fama creciente. Pero como no todo van a ser adustos pistoleros curtidos en las secas llanuras, también podemos encontrar en su filmografía papeles cómicos: “Flint, agente secreto”, “F de Flint”, “¿Qué hiciste en la guerra, papi?”, “La americanización de Emily”, etc. Para su personaje de Derek Flint, una parodia de James Bond, recibe clases del mismísimo Bruce Lee. Además, traba una larga y fructífera amistad con el director de culto Sam Peckinpah, colaborando en sus proyectos en varias ocasiones.

A finales de los 70 se le diagnostica una artritis reumatoide que le limita bastante durante algunos años, pero tras un tratamiento efectivo vuelve a los rodajes realizando apariciones en películas tan dispares como “Maverick” y “The Nutty Professor”. Mención aparte merece “Aflicción”, en la que da vida al padre alcohólico de Nick Nolte (de tal palo, tal astilla). La película gira en torno a los continuos enfrentamientos entre Wade (Nick Nolte), un perdedor que ve como su vida transcurre sin que haya hecho nada reseñable en ella, y Glen (James Coburn), su borrachuzo y agresivo padre. De fondo, una trama sobre la investigación de un asesinato ambientada en un entorno hostil y deprimente (tanta nieve agobia). Gracias a su trabajo en este film, recibe su primer y único Oscar.

Lee Marvin

Héroes de acción de los 60 y 70 - Lee Marvin

Criado en un hogar pudiente, parece ser que el joven Lee Marvin era un cafre de tomo y lomo, razón por la cual lo expulsaron de todos los colegios en los que ingresaba. Probó suerte en los Marines en plena 2ª Guerra Mundial, llegando a ser herido en 1944 en la batalla de Saipan (posteriormente declarado no apto para el servicio). Tras este episodio, se dedica a la fontanería hasta que, por carambolas de la vida, comienza a asistir a clases de interpretación. Poco después debuta en Broadway y más tarde en el cine, haciendo de compañero de rodaje de nada más y nada menos que Gary Cooper en “You’re in the Navy now” (1951), de Henry Hathaway.

Héroes de acción de los 60 y 70 - Código del hampaDurante la década de los 50 participó en algunas cintas de renombre (“El motín del Caine”, junto a Humphrey Bogart, “Conspiración de silencio”, “No serás un extraño”, etc.) , aunque sus títulos más reconocibles datan de los años 60. De esta época destacan algunas películas como “Los comancheros”, “El hombre que mató a Liberty Valance”, “Código del hampa” (junto a Ronald Reagan en su última aparición antes de dedicarse a la política), “La ingenua explosiva” (gracias a la cual ganó el Oscar a mejor actor principal), “Los doce del patíbulo”, “A quemarropa”, “Infierno en el Pacífico”, “Rojo Uno: División de Choque”, “Gorky Park”… Tras este título, aparece en alguna producción más de olvidable resultado. Como curiosidad, comparte pantalla con nuestro querido Chuck Norris en “Delta Force”, última película en la que participa (la carátula ya deja ver la calidad del producto final).

Su físico rudo e imponente y su cabello prematuramente canoso le daban un cierto parecido con James Coburn, razón por la cual con frecuencia se barajaba a ambos actores como intérpretes para papeles en los que hicieran falta mala leche, mirada cortante y ganas de repartir estopa.

Falleció a los 63 años de un infarto.

Charles Bronson

Héroes de acción de los 60 y 70 - Charles Bronson

Charles Buchinsky, descendiente de inmigrantes lituanos de origen tártaro (de ahí su rostro de jinete de las estepas) y veterano de la 2ª Guerra Mundial os vendrá a la cabeza por ser protagonista de truños del tamaño de “El justiciero de la ciudad”, “Yo soy la justicia”, “El justiciero de la noche”, etc. En estos títulos pertenecientes a la saga “Death Wish”, Bronson interpreta a un justiciero que recuerda a sus homólogos del Far West y que hace gala de hábitos más propios de Travis. La ciudad está llena de vagos melenudos y maleantes sin oficio ni beneficio, ante los cuales la Policía se ve desbordada e impotente. Por tanto, lo que piden los cuidadanos de bien es una persona sin remordimientos y con un pistolón enorme que saque la basura por las noches. Increíble que con estos mimbres la serie diera para ¡5 entregas!

Sin embargo, antes de interpretar papeles de policía matón y fascistoide, nos dejó buenas actuaciones en películas tales como “Los siete magníficos”, “La gran evasión”, “La batalla de las Ardenas”, “Los doce del patíbulo” y la grandísima “Hasta que llegó su hora”, junto a Henry Fonda y Claudia Cardinale. Harmónica, su personaje en esta obra maestra de Sergio Leone, es un misterioso hombre que busca sin descanso vengarse de Frank (Henry Fonda), aunque los motivos solo los conoceremos cuando lleguemos a uno de los finales más impresionantes que he visto.

Héroes de acción de los 60 y 70 - HarmónicaSu participación en papeles de este tipo le hacen entrar por la puerta grande de la historia del cine, a pesar de contar en su filmografía con otros filmes que, en mi opinión, podrían tirarse al fondo del mar… De todas formas, rompo una lanza a su favor pues no siempre es fácil mantener el nivel de las películas que se le ofrecen a un actor que se ve encasillado en personajes de este tipo (y mucha culpa de esto la tienen los estudios).

Como nota curiosa comentar que, en un principio, los pasos del joven Charles se dirigían a la mina de carbón en la que trabajaban su padre y varios de sus 15 (!) hermanos. Sin embargo, a este jovenzuelo no le convenció nada el plan y se alistó en las Fuerzas Armadas. Su posterior interés por la interpretación le llevó a tener sus primeros papeles a principios de la década de 1950. En 1954 cambia su apellido por Bronson y comienza a dejarse ver en películas de mayor enjundia, como las citadas anteriormente.

Fallece en 2003 víctima de una neumonía.

Lee Van Cleef

Héroes de acción de los 60 y 70 - Lee Van Cleef

Si el rostro es el fiel reflejo del alma, éste hombre carecía de ella. Solo le faltaba oler a azufre y comerse niños crudos por las noches. Quizás el más desconocido de esta lista, el Sr. Van Cleef sirvió en la Marina de los EE.UU., fue contable y pintor de cuadros con un éxito digamos que discreto. Sin embargo, se le recuerda por ser uno de los villanos más carismáticos del spaghetti western.

Héroes de acción de los 60 y 70 - Sentencia Tras hacerse un hueco en el mundo del teatro, le llegó la oportunidad de debutar en el cine de la mano de Stanley Kramer y Fred Zinnemann en “Solo ante el peligro”. La fama alcanzada gracias al papel de miembro de una banda de matones le permitió participar en producciones como “Duelo de titanes”, “Cazador de forajidos” o “El baile de los malditos”. Ya en los 60 se dejó ver en “El hombre que mató a Liberty Valance”. Sin embargo, es a mediados de la década cuando participa en dos filmes que lo harán más famoso que el Chupa-Chups: “La muerte tenía un precio” y “El bueno, el feo y el malo” (ambos de Sergio Leone). En esta última hace gala del nombre de Sentencia (Sentenza en el original), lo que nos da una idea de lo mala bestia que es su personaje. También podemos verlo junto a Kurt Russell en “1997: Rescate en nueva York”, quizás en la última actuación destacable de su carrera.

Steve McQueen

Héroes de acción de los 60 y 70 - Steve McQueen

Uno de los grandes chulangas del cine de todos los tiempos y que, desgraciadamente, falleció en el cénit de su carrera (aunque un par de años antes había decidio alejarse del mundo del celuloide).

Héroes de los 60 y 70 - BullitSu padre abandonó a su madre cuando él aun era pequeño, y en su adolescencia dió grandes muestras de rebeldía, lo que le llevó a dejar los estudios y a ejercer diversos oficios hasta que a los 17 años se alista en el Ejército. Tras 3 años, decide abandonarlo y dedicarse a otros menesteres, hasta que con 22 años le pica el gusanillo de la interpretación y comienza a acudir a clases. Seguro que su madre hubiera preferido que fuera ingeniero, pero Steve era muy malote y quería un oficio más canalla.

Debutó en la pantalla grande con un pequeño papel junto a Paul Newman en “Marcado por el odio”. Gran aficionado a la velocidad, podemos verlo haciendo derrapadas a lo gañán por las calles de San Francisco en “Bullit” con su Ford Mustang Fastback GT de 1968 (sí, pilotaba él en todas las escenas en las que hubiera coches o motos de por medio). Esta pasión por las carreras le llevó a plantearse, incluso, el pasarse al mundo de la competición. Durante la década de los 60 participa en otras cintas como “Los siete magníficos” (otro más, y ya van 3), “La gran evasión”, “Nevada Smith”, “El Yang-Tse en llamas”, “Los rateros”, etc.

Héroes de acción de los 60 y 70 - Ford MustangA partir de los años 70 el actor será más cuidadoso a la hora de escoger los proyectos en los que se embarca, entre otras cosas porque crea su propia productora, Solar. A esta época pertenecen “Las 24 horas de Le Mans”, “The getaway (la huída)” y “Papillon” (junto a un joven Dustin Hoffman). En 1974 interviene en la superproducción catastrofista y tropecientas veces repuesta en TVE “El coloso en llamas”.

Falleció con tan solo 50 años a causa de un infarto, aunque venía sufriendo desde hacía tiempo un agresivo cáncer de pulmón. Como se recoge en este artículo, parece ser que la dolencia fue producida por la costumbre del actor de utilizar durante las carreras un mono ignífugo fabricado en ¡fibra de amianto! Obviamente, en aquellos tiempos (y no hablo de la Edad de Piedra) era un material de uso común, aunque hoy día nos echemos las manos a la cabeza al oír cosas como esta.

Clint Eastwood

Héroes de acción de los 60 y 70 - Clint Eastwood

Y para terminar, un grande entre los grandes. De todos los actores citados en el artículo, éste es el más famoso y el que mayores éxitos ha cosechado (además del único que no duerme con un pijama de pino). Por lo general, en sus películas interpreta a tipos callados, lacónicos y más proclives a demostrar sus pensamientos con hechos que con palabras. La mayor parte de su filmografía está ocupada por títulos de acción, si bien la gran mayoría no se trata de simples películas de tiros a chorrón. Aunque ha tenido algún patinazo (por ejemplo, “El sargento de hierro” y las últimas partes de Harry Callahan), sus éxitos y personajes son tan brillantes que eclipsan a las cintas más mediocres.

Héreos de acción de los 60 y 70 - Los violentos de KellyHijo de un matrimonio de clase obrera, Eastwood debió compaginar varios trabajos hasta que finalmente consiguió un contrato con los estudios Universal. Aparece así en películas menores (o directamente de serie B) como “La venganza del monstruo de la laguna negra” o “Tarántula”. Desde 1959 hasta 1965 protagoniza un serial para televisión ambientado en el Oeste titulado “Látigo”. Es en 1964 cuando recibe la oportunidad de trabajar en Europa (sí, en el desierto de Tabernas, Almería) junto a Sergio Leone en la “Trilogía del Dólar”: “Por un puñado de dólares”, “La muerte tenía un precio”, y “El bueno, el feo y el malo”. Como nota curiosa, parte del vestuario (el famoso poncho, por ejemplo) que luce en la primera película de la saga, lo tuvo que traer él mismo. Comienza a labrar su imagen de tipo duro y sin contemplaciones.

La cosa empieza a ir bien para Eastwood, que alcanza la fama absoluta mediada la década de los 60. Los títulos que vienen a continuación son espectaculares: “Cometieron dos errores”, “El desafío de las Águilas” y “Los violentos de Kelly”. Ésta última es una de mis preferidas de Eastwood, junto a Donald Sutherland y Telly Savalas y cuyo remake protagonizarían George Clooney y Mark Wahlberg (“Tres Reyes”).

Héroes de acción de los 60 y 70 - Harry, el sucioSeguimos con “Escalofrío en la noche” (primera como director) e “Infierno de cobardes”, en la que interpreta un papel ciertamente extraño que mezcla ciertos aspectos sobrenaturales con un western normal y corriente. En 1971 inicia la saga de Harry Callahan: “Harry el sucio”, “Harry el fuerte”, “Harry el ejecutor”, “Impacto súbito” y “La lista negra”. Con esta filmografía Eastwood ya tendría suficiente para ser una megaestrella, pero no se queda ahí: “El fuera de la ley”, “La fuga de Alcatraz”, “Firefox” (vale, los FX del supuesto Mig-31 marean un poco, pero son cosas de la época), “El jinete pálido”, “Cazador blanco, corazón negro”, etc.

En 1986 crea su propia productora, Malpaso Productions. A partir de este momento, comenzará una etapa tremendamente fértil, propiciada por la madurez como actor y por su cada vez mayor experiencia como director. En 1992 estrena “Sin perdón”, la que muchos consideran hasta el momento su mejor film y un clásico ya del western. Le siguen “En la línea de fuego” y una película que no deberías dejar de ver, “Un mundo perfecto”. Eastwood y Kevin Costner sostienen una historia preciosa cuyo final es para echar el moco (los tipos duros también lloran, pequeña…). Tras el éxito de “Los puentes de Madison” y la curiosa “Medianoche en el jardín del Bien y del Mal”, llegan unos cuantos revienta-taquillas que además son buenas obras (estas dos cosas no suelen ir juntas en demasiadas ocasiones): “Space cowboys”, “Mystic River”, “Million Dollar Baby”, “Banderas de nuestros padres”, “Cartas desde Iwo Jima”, “El intercambio” y “Gran Torino”.
Vamos, que muchos actores o directores darían el hígado por tener tan siquiera la mitad de grandes títulos que el bueno de Clint.

Para terminar, os dejo uno de los diálogos más famosos de toda su carrera, y que deja clara la idiosincrasia de Harry Callahan.

Fuentes

James Coburn (Wikipedia en español)
Lee Marvin (Wikipedia en español)
Charles Bronson (Wikipedia en español)
Lee Van Cleef (Wikipedia en español)
Steve McQueen (Wikipedia en español)
Clint Eastwood (Wikipedia en español)
“Al actor Steve McQueen, lo mató en 1970 el amianto, el asesino invisible” en Globedia
“Piensa en Ruso” en The Hell V2.0

22 comentarios

  1. Cloro

    Impresionante artículo, exhaustivo, ameno y muy cuidado, enhorabuena.

    Por cierto, con tu permiso me apunto para mi uso personal la frase con la que abres el apartado de Lee Van Cleef, ¡mítica!

    Responder
  2. Qué grandes todos ellos… Y qué falta hacía dedicarles un artículo.

    Responder
  3. Grandes actores, sin duda, auténticos clásicos del género de acción.

    Sólo un desencuentro, El Sargento de Hierro es un peliculón xDD

    Responder
  4. yeyo

    Gracias Cloro, puedes usarla que no te cobraré copyright xDDD

    @esaiz

    Sobre “El sargento de hierro” hay bastante controversia. Algunos la consideran una película fachorra que ensalza de forma bastante burda el poder de USA ante el resto del mundo, mientras que otros la ven como una crítica ácida de los estereotipos sobre el ejército estadounidense que el cine ha ido cultivando a lo largo del tiempo. Sea como fuere, Eastwood nunca lo ha aclarado. Al tratarse de una clasificación subjetiva y al no guardar yo muy buen recuerdo de ella, por eso le doy un suspenso. Pero vaya, se agradecen opiniones distintas como la tuya ;)

    Responder
  5. Según un amigo mío: “Sólo Lee Van Cleef puede dar tan mal rollo comiéndose un cocido. ¡Parece que esté matando al cerdo retroactivamente!” (refiriéndose a la escena de presentación de Sentencia en “El bueno, el feo y el malo”). Y yo suscribo lo que dice ^_^U

    Anécdota acerca del personaje: Lee Van Cleef sobrevivió a un rodaje que acabó con la mayor parte de la producción (concretamente, The conqueror, una película rodada en pleno escenario de un fallout nuclear…). Si es que el tío es duro de narices y no sólo en sus películas (http://axxon.com.ar/zap/234/c-Zapping0234.htm).

    Responder
  6. yeyo

    @Jeshua_Morbus

    Efectivamente, en “El conquistador de Mongolia” rodaron en el desierto de Utah, levantando polvaredas enormes con grandes ventiladores, sin saber que la arena del desierto contenía grandes dosis de radiación por las pruebas nucleares que allí había realizado el ejército. Todos los actores principales murieron de cáncer años después… (entre ellos John Wayne).

    Responder
  7. poli

    Nunca entendí el poco éxito del sargento de Hierro, me encanta esa peli, y con mis amigos nos sabíamos los diálogos de memoria.

    Responder
  8. Siegfried

    Grandes Van Cleef y Mcqueen juer que recuerdos, voy a empezar a volver a ver todos los western que tengo en el armario escondidos junto a los cadav…. junto a las bufandas, los tengo junto a las bufandas.

    Yeyo te has currado un buen articulo, bien documentado sobre un genero y unos personajes que nos pillan un poco atras en el tiempo, mis reverencias.

    El sargento de hierro es una m****da de pelicula.

    Responder
  9. Grandísimos tipos duros…

    Por cierto, en Eastwood se te ha olvidado ‘El Sargento de Hierro’, donde hace un papel muy recordado.

    Responder
  10. Tambien se te olvido que Clint Eastwood participo en la 3ra parte de regreso al futuro… :O me fijo que no es el de la foto XD

    Gran articulo :)

    Responder
  11. Cojonudo artículo. A veces me preguntan por qué cada vez me gusta menos el cine actual. Uno de los motivos es que ya no hay actores tan carismáticos como los que has mencionado.

    Responder
  12. Magnífico artículo! Un homenaje a grandes mitos del cine, con títulos y personajes inolvidables.
    Justamente acabo de ver Bullit (cuántas secuencias puramente visuales; y qué bien que se ofrece San Francisco para persecuciones de coches). La tenía pendiente, y es que McQueen me fascinó desde que le ví por primera ven en Papillon, me tiene enamorada ^^U

    Me han dado ganas de revisionar muchos títulos.

    Responder
  13. Leon

    Lee Van Cleef es Dios, madre mia que peliculones del Oeste, como se echa de menos ese tipo de peliculas que solo valia para que se lucieran los tipos duros.

    Pedazo articulo te has marcado, hats off !

    Responder
  14. Coño! Charles Bronson sin bigote. Quien lo iba a pensar!!!

    Responder
  15. Un artículo excelente y que como siempre cuando uno entra en valoraciones subjetivas opinable, cosa que por otra parte es la salsa del asunto. Respecto a lo que dices del Sargento de hierro no creo que sea para nada una mala película, ahí están esos diálogos brillantes todos y cada uno de ellos pletóricos de una ironía que es impropia de los tiempos políticamente correctos que vivimos y todo el tono ácrata del filme, de cuya mofa no se libra ni el ejercito de los Estados Unidos los cuales renegaron de la película después del pre estreno por su visión nada gloriosa e irreverente del estamento militar.
    Aunque coincido contigo en que “La lista negra es muy olvidable” , una película horrenda que rodó el ex especialista Buddy Van Horn , amigo personal de Clint Eastwood , un autor que luego volvería a patinar con El Cadillac Rosa y del que solo salvo Duro de pelar y con reservas . Pero sin desviarme del tema no me parece por ejemplo que Impacto Súbito sea una película para nada desdeñable , para mi es bastante mejor que su predecesora Harry el ejecutor , otra cosa es la valoración que la cítrica hiciera de la película en su momento , esos miopes que llevan ninguneando a Eastwood toda la vida y que ahora de repente han cambiado toda la percepción que tenían de su obra , mas o menos como les pasó con ese genio que fue Don Siegel y al que el que el cine de Eastwood debe tanto. Volviendo al tema recomiendo la revisión de Impacto Súbito para darse cuenta de las virtudes de la película.
    Otra cosa que me sorprende y que me parece más una convención que se dice solo porque es políticamente correcto son los comentarios despectivos hacia la carrera de Bronson que contiene excelentes películas bastante mejores de lo que se ha dicho ; Caza Salvaje (con el gran Lee Marvin) maravillosa película de aventuras , Nevada Express , El luchador (donde se veía ya el potencial de Walter Hill) , Teléfono ( de nuevo un policíaco incomprendido Don Siegel que ahora esta reivindicado) , Al filo de la medianoche (total precursora de American Psyco) , Ciudad Violenta , El mecánico , America violenta, Mr. Majestick (el primer Elmore Leonard realmente fiel ) … y paro porque creo que en general contra la creencia popular el señor Bronson acumula mas aciertos en su filmografía que fracasos .
    Y hablando de convenciones, pasa lo mismo con la saga Death Wish , cuya primera entrega es muchísimo mejor de lo que habitualmente dicen aquellos que posiblemente ni siquiera la han visto , y que curiosamente son los que aplauden bobadas cobardes y sin mordiente como “La extraña que hay en ti” .
    Como decía Death Wish es un excelente Thriller que además entronca muy bien con el discurso que Michael Winner comenzó con “En nombre de la ley” con Burt Lancaster sobre los limites y la concepción de la justicia en la América tradicional, como en la también comentada en este artículo: “Cometieron dos errores”. No en vano Paul Kersey en la primera entrega viaja a Texas para descubrirse así mismo de nuevo, otra cosa es el componente político de la cosa que para mi esta muy lejos de resultar fascistoide (ese adjetivo fácil para todo aquello que os haga debatir y reflexionar sobre ideas que se alejen de los filmes Iannis de filmoteca), aunque el que esto suscribe no es partidario de la pena de muerte , como si lo era la segunda entrega de Death Wish , con referencias a la justicia divina o a la silla eléctrica (todo la parte final) pero no por ello menos estimulante de ver y debatir .

    De la tercera, la cuarta y la quinta parte creo que sacar una lectura política es una perdida de tiempo ya que su carácter paródico anula cualquier intento de que se las tome en serio. Pero como siempre me parece que cuando se trata el tema de la venganza se acusa a los filmes de Bronson de derechosos algo que a nadie se le ocurre decir de otras estimables obras sobre venganzas como Rolling Thunder (porque al final culpa al ejercito del estallido de violencia), Taxi Driver, Thriller: a cruel Picture (porque es una obra pura de Grindhouse como pueden ser las ultimas tres entregas de la saga Bronsoniana y si me apuras mucho la segunda) o Perros de paja.
    Curiosamente Harry el sucio fue también acusado de fascista en su momento, algo que se aprovechó para el estimulante guión de la segunda parte.
    Como última cosa decir que el clip de Harry el sucio me ha recordado la injusticia que cometen los doblajes en las películas, ya que la mítica frase
    - Do I feel lucky? Well, do ya, punk?
    Pierde totalmente su sentido (y la gracia) en castellano.
    Por ultimo perdón por la extensión, por el rollo que me he marcado y felicidades por el excelente artículo.

    Responder
  16. yeyo

    Hola de nuevo y gracias a todos por vuestros comentarios :)

    @Mr. A

    Me ha impresionado tu comentario, casi da para un artículo y se nota además que eres un cinéfilo ;)

    Me gusta la referencia que haces al principio sobre la subjetividad de las valoraciones, ya que los artículos sobre cine (como sobre todo, más bien) están escritos desde las creencias y valoraciones personales de cada uno. Por eso puedes ver críticas muy malas y muy buenas sobre la misma película.

    Sobre “El sargento de hierro” sigo teniendo mis reservas. Si bien es cierto que la vi hace un tiempo, las impresiones que me dejó no son muy buenas, a pesar de que los militares mismos renegaran de ella (puede tratarse de un film incomprendido como muchos otros, no digo que no).
    Además, un problema que tiene la filmografía de Eastwood es que durante un tiempo protagonizó títulos cortados por un patrón muy similar, cosa que con los años ha ido desapareciendo.

    Respecto a Bronson, yo nunca lo he considerado un mal actor, antes al contrario. Lo que ocurre es que el gran público lo recuerda por títulos como los que comentas que a mí no me acaban de convencer.

    Sobre los derechismos, fascistoidismos (palabra que me acabo de inventar, jaja) y violencias en el cine es mejor no gastar las fuerzas. Sé que en muchas ocasiones se utilizan a la ligera para luego, pasado el tiempo, considerar a las mismas peliculas etiquetadas de esa forma como clásicos. Y si no, no hay más que ver las películas de Pechimpah, siempre tachadas de hacer apología de la ultraviolencia, y mira ahora…

    Muy buen comentario Mr. A ;)

    Responder
  17. Joder he ido a sacar al perro y he vuelto a mirar el comentario y hay que ver la parrafada que me he soltado , parezco un ayatola dando un discurso , jajajaja .

    Totalmente de acuerdo con tu respuesta yeyo , por cierto se me olvido decirte (claro en un comentario tan pequeño no me dio tiempo ) que tambien mi papel favorito de Coburn es en La cruz de hierro.

    ¿Para cuando un quien te ha visto y quien te ve de heroes del cine de Kung Fu ? Ahi queda eso .

    Responder
  18. yeyo

    Hola,

    Pues no soy especialista en ese género, así que me da cosa meterme en camisas de once varas, por si meto la pata. Aunque bueno, hay varios colaboradores en ionlitio y quizás alguno se decida por este tema.

    “La Cruz de Hierro” es brutal ;) Solo una frase para el final:

    Stransky – Le enseñaré como lucha un oficial prusiano…
    Steiner – Y yo le enseñaré dónde crecen las Cruces de Hierro…

    Responder
  19. Me pregunto si algún día cambiará la “fascinación” a este tipo de personajes, porque dadas las características, desde antes, ahora y mañana serán las mismas cualidades que deben tener los “heroes” para llegar al público…

    Responder
  20. Burt

    “Soy el sargento de artillería Highway. He bebido más cerveza, he meado más sangre, he echado más polvos y he chafado más huevos (chuta el contenedor de basura) que todos vosotros juntos, capullos.”
    Grande

    Responder
  21. María

    Soy loca por las peliculas del Oeste, una gran admiradora de toda pelicula de Clint Eastwood, y como dicen; todos se merecen un homenaje, aunque aún esten entre nosotros.
    Es una pena que cada vez menos se hagan estas películas.
    Cada vez se hacen peliculas mas ridiculas con robots y terror de por medio.
    Siempre digo las peliculas del oeste tienen su violencia también pero creo que no echa a perder la manera de ser de los jovenes como lo estan haciendo con las péliculas actuales.
    No sé si este comentario viene al caso, pero desearía que alguien se acuerde nuevamente tipo de péliculas y no quedarnos con sus recuerdos.
    Entre accidentalmente a esta página pero me parece espetacular que se rinda un homenaje a estos actores que nuncan quedaran en el olvido.
    Felicidades por tu página.

    Responder
  22. victor

    muy bueno el articulo, falto Burt Reynolds.

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.