abr
1
2006

Cartucho de NES como disco duro externo

por

Zelda DriveEn esta página explican como desmontar un cartucho de la NES original para montar en su interior un disco duro externo para tu PC. Una idea de lo más geek y nintendera, pero yo no mancillaría un cartucho original de Zelda para hacerlo… en todo caso usaría alguno de “Deadly Towers”, considerado el peor juego de NES de la historia :D.

Fuentes

Zelda Drive 1.0

Tokyo’s Sky City

: 31/03/2006
Tokyo’s Sky City

Literalmente “La ciudad del cielo de Tokyo” Es uno de los proyectos más impresionantes de la arquitectura moderna. Aunque de momento es sólo eso, un proyecto, superaría con creces la altura del Taipei 101, ya que la altura proyectada para este coloso es de 1.000 metros. El proyecto, de la empresa japonesa Takenaka Corporation, contempla […]

El triunfo del Tetris

: 30/03/2006
El triunfo del Tetris

Treinta millones de dólares de presupuesto. La licencia de una superproducción de Hollywood. Diez actores profesionales de doblaje para poner voz a los personajes. Un equipo técnico de 27 programadores y 30 grafistas trabajando durante 3 años para crear un entorno tridimensional fotorrealista. La física y los efectos de iluminación más impresionantes vistos hasta la […]

La publicidad nos hace desear

: 29/03/2006
La publicidad nos hace desear

La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que […]

La auténtica Monkey Island

: 28/03/2006
La auténtica Monkey Island

Hace unos días estuvimos hablando de curiosidades del videojuego The Secret of Monkey Island. Como todos sabéis, la isla que aparece en el videojuego, Monkey Island, es totalmente ficticia. Sin embargo, dándole vueltas al tema me surgió una duda: Entre tantas miles y miles de pequeñas islas como existen desperdigadas a lo largo y ancho […]