dic
2
2009

Nuestras añoradas colecciones de cromos

por

Cromos - TransformersMuchas personas tienen tesoros, aunque en ocasiones sólo ellas conocen su verdadero valor. Para alguien ajeno a sus mentes se trata de simples objetos, pero nada más lejos de la realidad. Pueden ser relojes, monedas, soldados de plomo, minerales, bolígrafos, mecheros, llaveros, postales… la lista es inabarcable, pues prácticamente cualquier artículo del que exista una mínima variedad es susceptible de ser coleccionado. Dentro de este enorme abanico de opciones, hay una que ha gozado de especial éxito entre niños y jóvenes, pese a que en absoluto sea algo exclusivo de estas edades. Estoy hablando, por supuesto, de las colecciones de cromos.

En España, a lo largo de los años ochenta pudimos disfrutar de una amplísima oferta que abarcaba ámbitos tremendamente diversos. En el presente artículo realizaremos un breve repaso por las editoriales más destacadas y ahondaremos en las sensaciones y rituales asociados a este hobby que muchos hemos tenido la suerte de vivir.

El buque insignia

Cromos - PatoaventurasSin duda, la compañía que más relevancia ha tenido en este campo, y que de hecho a día de hoy se encuentra a la cabeza de Europa, es Panini, que comenzó su andadura en España con el álbum del Mundial de fútbol Munich 1974. Además de temáticas deportivas, la empresa italiana ha abordado un sinfín de ámbitos, como puede apreciarse en la variedad de colecciones que lanzaron en la época: “Los Pitufos”, Masters del Universo, “Transformers”, “Basil el ratón superdetective”, “Mi pequeño pony”, “Snoopy”, “Tintín”, Patoaventuras, Oliver y Benji, G.I. Joe, “Cazafantasmas”, “Alf,” “Garfield”, “Chip y Chop”, “Los Fruittis”

Además de elaborar los productos de mayor calidad, Panini fue también pionera en la inclusión de cromos autoadhesivos (1971), que facilitaban enormemente la labor de los coleccionistas, quienes ya no se veían obligados a emplear el pegamento de barra para adherir sus adquisiciones al álbum. Otra novedad fue la incorporación de cromos con brillo, cuyo contraste con los mate resultaba muy vistoso. Igualmente, fue también en sus álbumes donde vi por primera vez composiciones de varios cromos para formar una sola imagen de mayor tamaño.

Otra posibilidad que nos ofrecían era la opción de pedir por correo los cromos que no habíamos podido conseguir (con un límite máximo), pagando una módica cantidad por cada uno de ellos. En caso de valerte de este recurso, debías procurar que nadie se enterase, o de lo contrario perderías todos los puntos sociales que el hecho de haber completado el álbum te habría reportado.

Otras editoriales

Cromos - FútbolPero aunque Panini fue la editorial más prolífica y relevante de esos años, no se encontraba ni mucho menos sola. Así, a principios de los 70 nació Ediciones Este, que se centró principalmente en los álbumes de fútbol. Como innovación más destacada por parte de esta compañía catalana destacan los cromos dobles, en los que en la mitad izquierda podíamos ver un primer plano del rostro del jugador, y a la derecha una foto de cuerpo entero. En cualquier caso, y pese a que el fútbol era su pilar fundamental, también realizaron incursiones en otros ámbitos: “E.T.”, “Ulises 31″, Billetes del mundo, Candy Candy, “Sensación de vivir”, Dragonball

Otras dos editoriales, de nuevo muy centradas en el mundo del deporte, fueron la madrileña J. Merchante, que lanzó álbumes de fútbol, ciclismo y baloncesto, y la efímera Plademer, cuya única actividad estuvo vinculada al Mundial de fútbol de 1982. Maga, Cromos Rollán, Mateo Mirete y Cromos Cano completarían el listado de las principales editoriales que publicaron sus álbumes en los ochenta.

La fiebre de los cromos

Cromos - Ulises

Sin embargo, el éxito de los cromos coleccionables fue tal, que durante cierto tiempo hubo empresas que se dedicaron a lanzar sus propios álbumes como valor añadido de sus productos. Fue el caso, entre otros, de Phoskitos (fútbol, “Ulises 31″), Bollycao (con sus famosas pegatinas Toi) Yoplait (el inspector Gadget) y sobre todo Danone (“David el Gnomo”, “Willy Fog”, “Heidi”, “Marco”, “Don Quijote”, “La abeja Maya”, Fútbol en acción…).

Colecciones timo

Finalmente, hubo una época en la que se pusieron de moda cierto tipo de colecciones que, personalmente, creo que podrían calificarse como un auténtico timo. Su calidad era ínfima, el álbum básicamente venía a ser un A3 doblado por la mitad, los cromos eran de un tamaño muy pequeño, y en cada sobre podían tocar varios repetidos. Para colmo, este tipo de álbumes tenían siempre un cromo poco menos que imposible de conseguir. Si lograbas completar la colección, podías acudir al kiosko más cercano y te cambiaban tu álbum por un regalo (un balón de fútbol, un juego electrónico…), cuyo valor siempre era muy inferior al dinero invertido. El saldo final venía a ser que habías comprado un balón por el triple de su valor, y ni siquiera podías conservar el álbum como recuerdo.

Un mundo de sensaciones

En cualquier caso, independientemente de editoriales, calidad o temáticas, rellenar una colección siempre era un proceso apasionante. Al principio el avance era muy rápido, pues al tener muy pocos cromos la posibilidad de que tocasen repes era muy limitada. Atravesada esa primera fase llegaba la más difícil, en la que mucha gente se rendía, y que comenzaba cuando más de la mitad del álbum estaba rellena. En ese punto el número de repes se disparaba, y la velocidad de avance caía en picado. Superado este periodo, ya nada podía frenar al coleccionista. Esa ilusión de ver la meta a pocos pasos hacía que, incluso el más tímido de los infantes, abordara impunemente a cuantos desconocidos en posesión de cromos viera por la calle para iniciar un intercambio.

Pero si había un día mítico, ése era aquel en el que conseguíamos el último cromo. Nos encontrábamos en pleno intercambio, viendo pasar a una velocidad de vértigo un cromo tras otro, creyendo saber de antemano que una vez más volveríamos a casa con las manos vacías. De repente, una concentración de colores poco familiar pasaba ante nuestros ojos. ¡Espera!, casi gritábamos. Con una emoción similar a la del día de Reyes pedíamos a nuestro interlocutor que volviera a mostrarnos el cromo inmediatamente anterior, y ahí estaba, el Arca perdida, el Santo Grial, la panacea, la armadura de Pegaso. A veces era tal la alegría, que ofrecíamos sin pensar a la otra persona todo nuestro taco de repes a cambio de ese único trofeo.

Cromos - Danone

Ya con el botín entre las manos, lo guardábamos en lugar seguro y contábamos las horas hasta volver a casa. Una vez allí, abríamos nuestro álbum y, con manos temblorosas, de forma casi reverencial, completábamos por fin nuestra preciada colección. Tras contemplar unos minutos tamaño logro, llegaba el placentero momento de realizar una ronda de llamadas para poner los dientes largos a todos nuestros amigos, que a duras penas lograban ocultar la envidia que les corroía las entrañas.

Dos días después de tan magna gesta la mayoría de estos álbumes pasaban a acumular polvo en una leja, pues el ser humano, desgraciadamente, suele perder muy deprisa el interés por aquello que ya ha conseguido. Aún así, años después, ponerse a hacer limpieza y encontrar uno de estos tesoros es algo difícilmente descriptible. Uno siente una especie de felicidad amarga, es como si por un momento recuperásemos toda la ilusión de aquella época y al segundo siguiente volviéramos al presente, experimentando un nostálgico sentimiento de pérdida. Y es que esa capacidad que teníamos entonces para disfrutar con actividades tan sencillas, es algo que nunca echaremos lo suficiente de menos.

Fuentes

Álbumes y cromos
Panini

Sobre Cloro:

Tengo 3 años, soy de color blanco, y aunque me cuesta trabajo expresarme, entiendo un montón de palabras. Además me bañan con mucha regularidad y soy muy suave. Me gusta roer huesos, jugar a la pelota, dar la patita, que me rasquen detrás de las orejas, perseguir a los coches ladrando, robar comida del plato de mis amos... Y sí, aunque parezco un perro en realidad estoy como una cabra.

Ver más artículos de Cloro

25 comentarios

  1. Yo tendre unos 20 albunes de comics completados, la mayoria de panini.

    Ademas para ser socio del club panini y poder pedir hasta 20 cromos era necesario haber enviado antes 20 fundas de sobre.

    Y ellos te enviaban el carnet

    Responder
  2. Leon

    Sipi sipi sipi sipi nopi sipi sipi sipi sipi … xD

    Responder
  3. Los cromos que mas recuerdo eran unos que venían con los bollycao, de Transformers que dependiendo de como los movieras cambiaban, eran rollo los 3d y como no a los que me obligaron a tirar y prohibieron en la escuela, la pandilla basura.
    Jooooooooooooo, como mola que recuerdos

    Responder
  4. […] Nuestras añoradas colecciones de cromos […]

    Responder
  5. Qué glorioso artículo. Me alegra que hayas tenido fuerzas para escribrirlo, Cloro.

    Responder
  6. Siegfried

    En las estrellas de la Liga 96-97 empecé a odiar con toda mi alma a Suker, creo que llegué a tener unos 100 Suker o algo así….

    tengui, tengui, tengui, tengui, tengui, tengui,….FALTI!!!!!!

    Nunca jamas he conseguido terminar ninguna coleccion de cromos, tal es mi desdicha que hasta compré por ebay un album completo de cromos de Mazinger Z y el vendedor me timó y me faltaba UNO.

    Increible.

    Responder
  7. Yo, de las colecciones que mencionais aquí, solo recuerdo la de Willy Fog. De todas las que empecé de crío, solo llegué a terminar la de Fraggle Rock. Y tengo vagos recuerdos de una colección que no se menciona, que era de logotipos de marcas diversas, en la que a veces, salían unos cromos con brillo metálico en lugar de los de papel normal. Alguien tiene más datos de ésta?

    Responder
  8. Madre mía, ataque de nostalgia absoulto. Sólo añadiría que en mi posesión aun guardo muchos álbumes que editaba el suplemento de Cambio16, la mayoría eran de coches o motos… me volvían loco.

    Responder
  9. Yo, una de las colecciones que probé fue la de los cromos del chicle de GiJOE. Si completabas un álbum, te regalaban un muñeco y si completabas dos, un helicóptero de combate… pero nadie, ABSOLUTAMENTE NADIE en todo el colegio consiguió ninguna de las dos gestas a causa de que, por alguna alineación astral extraña, todo el mundo carecía del maldito último cromo, el cromo del soldado viejales. Parecía que en todo el pueblo y alrededores nadie lo tenía ni podía tenerlo… a partir de entonces dejé de rellenar álbumes a cambio de un premio porque intuía que, estadísticamente, era imposible completarlos.

    Responder
  10. Y que me decis de lo mitico de comprar sobres de cromos en otras ciudades cuando viajabas, por si los repartian distintos xDDD

    Responder
  11. yeyo

    Mi madre tenía que ayudarme a cambiar los cromos cuando tenía muchos, porque si no los niños me estafaban (recuerdo vergonzoso de mis 9 años).

    Creo que solo coleccioné de fútbol y de coches.

    Responder
  12. Cloro

    Leon en mi colegio era “síle, síle, síle, síle, nole, síle, nole…”

    TB muchas gracias , me ha llevado un tiempecillo pero bueno, creo que ha merecido la pena ;)

    Siegfried lo que cuentas casi da para contar un chiste en plan “era un tío con tan mala suerte con las colecciones de cromos…”

    Niretzat, yo recuerdo en su día una “colección-timo” que era de marcas de coches, y que si la completabas te daban un videojuego. Como de costumbre había un cromo imposible, que en este caso era “Ferrari”.

    Jeshua_Morbus yo me hice esa promesa después de la colección de marcas de coches que le comentaba a Niretzat. Sin embargo al tiempo salió otra “colección timo”, en esta ocasión relacionada con el fútbol (el cromo imposible era “penalty” y el regalo un balón), y en un alarde de inteligencia volví a picar. Y meses después salió otra… (nooo, es broma, a la tercera ya aprendí ;))

    Responder
  13. Siegfried

    Cloro muchas veces he pensado que ahora que tengo ya 27 añitos y unos ingresos economicos descomunales (comparandolos con las 500ptas que tenia de paga semanal malpensados :) ) ir a un kiosco y comprar un album y todos los sobres de cromos que tenga de esa coleccion hasta completarlo solo por evitar años y años de psicoterapia. Y si no encuentro alguno siempre puedo coger a la salida de un colegio y amenazar a algun niño de 9 años con contarle la verdadera historia de los reyes magos si no me cambia el cromo que me falte jejejejeejejee (risa malevola).

    Por cierto me han dicho que por ahi venden el pack de album + todos los cromos de la coleccion ¿es esto cierto? ¿entonces que gracia tiene?

    Un saludo voy pa un kiosco de guardia.

    Responder
  14. Yo recuerdo una de los Barbapapás que rompió la pana allá por el 82 o el 83, pero a la mayoria eso os queda demasiado lejos….juas

    Responder
  15. He encontrado una carta de Juan Repe de cuando envié los sobres para ser socio y eran 50 sobres que había que enviar no 20.

    Responder
  16. carme

    Había una colección de Bimbo(bony y tigretón) que era un álbum de adivinanzas, era muy chulo, y recuerdo que los que me faltaban mi padre los pidió a la casa y me completó el álbum. Como me daba corte cambiarlos en el patio, convencía a mi hermano para que los cambiara. Mi padre nos hacía un álbum a cada uno (disfrutaba más el que nosotros).
    Siegfried, no puedo creer que no hayas completado ni una sola colección, por empeño no será. Ahora toca eso de……tu pones un circo y te crecen los enanos, ja,ja,ja.

    Responder
  17. Pues esa afición que en los años 80 era tan habitual, no creais que ha perdido fuelle.
    Lo que ha cambiado gracias a Internet es que ya no solo se cambian cromos en el recreo, sino cuando se llega a casa se continúa cambiando a través de Internet.
    En la siguiente página hay muchas colecciones de los 70, 80 y por supuesto las actuales, ahora triunfan los cromos de futbol como siempre, las princesas disney, hello kitty…
    Además no hace falta llevar la lista en papel ya que las gestiona la propia web y te busca quien tiene los cromos que te faltan:
    http://www.CromosRepes.com

    Responder
  18. albun del misterio

    alguien se acuerda del álbum “INCREÍBLE PERO CIERTO” tenia imágenes sorprendentes y las historias que relataban eran muy buenas

    Responder
  19. manuel

    Hola ,Me encanta tu blog,Esto de los albumes de siempre me ha gustados tengo muchos albumes de cromos escaneados si alguien tiene albumes de cromos y quiere cambiar conmigo que se ponga encontacto y si no tiene albumes pero le gustaria tenerlos y el que quiere lo tengo se lo mando,Si quieres algunos para tu blog y los tengo me lo dices,Un saludo.

    Responder
  20. yoyi

    yo tengo cromos de los transformers 3d, si alguien quiere cambiar que se ponga en contacto conmigo, tambien tengo muchas otras colecciones de bollycao, panrico, cropan, phoskitos..etc yoyikhan@hotmail.com

    Responder
  21. JosephPorta

    Uff que grande el album de transformers y alguno mas de Panini, los de Danone me acuerdo de coleccionarlos de pequeño. Aún me acuerdo que antes de los de pegatina estaban esos de cartón con el reverso en gris y a veces con una descripción de la imagén del cromo y que utilizabamos para jugar a “palmearlos” en el colegio. El lo ten, lo ten, lo ten, ME FAL jajajaja De los últimos que coleccione fue de los caballeros del Zodiaco y Campeones. xD

    Responder
  22. david

    Buenas pues yo sigo coleccionando todo tipo de cromo de bolleria industrial de los 80 y 90.

    El que tenga material para cambiar o vender..

    Que se ponga en contacto conmigo.

    Dj_grify@hotmail.es

    GRACIAS!!!!.

    Responder
  23. Rafa

    Yo soy un poco más jóven y sobretodo recuerdo la colección de Bola de Dragón, en les noventa. Recuerdo que llegó un momento en que ya no vendían sobres y todavía me faltaba un cromo. Lo di por imposible, hasta que al cabo de un año una amiga de mi abuela me trajo un fajo de cromos de sus nietos, y entre aquellos cromos estaba el que me faltaba: corrí a casa para pegarlo en el álbum!

    Por cierto que hace unos días descubrí esta web: http://www.ilustrum.com dónde los usuarios crean sus propias colecciones y se puede jugar a coleccionar e intercambiar cromos. Me ha traído muy buenos recuerdos de aquel tiempo.

    Responder
  24. David

    ¿Alguien conoce alguna web donde haya una lista de álbumes de los años 80 -nací en el 81- así que me imagíno que con 5 o 6 años ya coleccionaba cromos.

    El caso es que hay una colección que no recuerdo absolutamente nada, ni el nombre del albúm, ni tampoco la temática, ni sus cromos, pero creo que si viése algunas imagenes de los cromos enseguida del flasback me acordaría y podría reconocerla al instante.

    Lo que sí puedo decir es que era una colección atípica (No éran los de V invasores, pero por aquellos años seguro que sí)

    Llevo ya varías semanas interesado en este asunto y no encuentro mucha información al respecto. He visto un blog interesante, con muchísima información, pero no está clasificado por años y tal, sino por órden alfabético y no puedo localizar esa colección que tantos recuerdos inconscientes me trae (pero que paradógicamente no recuerdo nada, jaja xDDD)

    si alguien conoce un blog que trate este tema de los álbumes y los cromos ochenteros con profundidad, que me diga algo por favor.

    Saludos!

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.