sep
21
2007

Las agendas Casio

por

Casio JD-6000 My Magic DiaryLlegaron de repente a mi colegio y se convirtieron en el accesorio de moda, solo al alcance, eso sí, de los niños más pudientes. Estoy hablando, como ya habréis adivinado por el título , de las agendas electrónicas Casio “My Magic Diary”, que se popularizaron a mediados de los noventa.

Como agenda, cumplían la misma función que cualquier otra agenda electrónica: recordar nombres, teléfonos y direcciones (lo del e-mail no se estilaba en aquella época). Nada fuera de lo común en este aspecto.

Sin embargo, contaban con varias características que las hacían especialmente atractivas, como la posibilidad de guardar junto al nombre la cara de nuestro amigo, que podíamos reproducir gracias a un sistema de “retratos robot” parecido a los Miis de la Wii de Nintendo.

Entre sus otras funciones, además de las típicas de reloj, calculadora, mapamundi… también incluían la posibilidad de enviar mensajes de una agenda a otra a través del puerto de infrarrojos, razón por la que estaba terminantemente prohibido utilizar dicho aparato durante los exámenes del colegio.

Pero sin duda, el gran atractivo de estas agendas era su videojuego incluido. Y digo “su” y no “sus” por que sólo incluían uno. La Casio C300 (o JD-7000, ya que había varios modelos que sólo se diferenciaban en la carcasa exterior) incluía un juego de lucha llamado “Battle”, en el que (y esto era lo mejor) elegíamos a un personaje de nuestra agenda y luchábamos con otros contactos de la misma. En pantalla veíamos la imagen de los luchadores y sus barras de energía, mientras se intercalaban imágenese de los ataques, que se seleccionaban de forma aleatoria.

La forma en que se determinaba la fuerza y resistencia de cada contricante nunca llegué a averiguarla, aunque hay quien decía que era según la cara que les pusieras. Dependiendo del tipo de nariz, ojos, boca, etc, así como el nombre elegido, cada personaje adquiría unas características únicas. Lo que sí es cierto es que era bastante aleatorio asi que si, por la razón que fuera, conseguías un personaje más fuerte de lo normal, más te valía no borrarlo de tu agenda

Casio My Magic Diary JD-7000R con juego de lucha incluido

La versión posterior de dicha agenda, la Casio JD-8000, sustituyó el juego de lucha por uno de fútbol, en el que nos dedicabamos a tirar penaltis. Era menos retador que el juego de lucha, pero más justo, ya que aquí no se trataba de tener un buen o mal personaje, sino de elegir la zona de la portería a la que queríamos tirar y esperar que el portero se lanzara hacia el lado contrario, y viceversa.

Pero sin duda, lo mejor de ambos juegos era que, gracias a la conexión de infrarrojos antes citada que incluían las agendas (llamada “Magic Beam”), podíamos jugar contra otro poseedor de una agenda, enfrentando a nuestros respectivos personajes o bien tirandonos penaltis el uno al otro.

Las agendas incluían también un programa, de mucha mayor popularidad entre el sector femenino, para determinar la “compatiblidad” entre dos contactos introducidos, a modo de casamentero, con corazoncitos y toda la parafernalia cursi que requería tan importante veredicto.

Debo confesar que nunca tuve uno de estos aparatos. Su precio era bastante elevado para la época y mis padres nunca quisieron comprarme una (buena decisión por su parte, ya que apenas servían para nada más que lo ya mencionado). Todos los recuerdos que conservo sobre ellas vienen de haber jugado con las que me prestaron en el patio del colegio, o bien de ver jugar a otros.

Yo, mientras tanto, me conformaba con mi reloj Casio MEMO Water Resist, regalo de comunión, que podía almacenar hasta 50 números de teléfono y que, a día de hoy, aunque se encuentra perdido en algún cajón, todavía funciona.

Y vosotros ¿tuvisteis alguna de estas agendas? y si es así ¿La conserváis todavía?

También en ion litio…

El Telesketch
Magic: The Gathering
El Tamagotchi

Sobre q256:

Que no os despiste mi nombre: no soy ningún robot, sino el creador de esta página web. Comencé ion litio como un proyecto personal, pero a día de hoy tengo la suerte de contar con un pequeño equipo de colaboradores esporádicos que me ayudan a llevar el peso de la misma, siendo por tanto este un proyecto colaborativo.

Aun así, no puedo evitar el seguir sintiendo esta web como algo propio, así que cuando mi tiempo me lo permite, intento desmarcarme de vez en cuando con algún artículo de esos que hacen aflorar la lagrimilla nostálgica. Tanto para demostrarme que sigo en forma como porque, simplemente, me encanta hacerlo.

Ver más artículos de q256

31 comentarios

  1. Pues va a ser que no. Me parecian de chica.

    Responder
  2. Yo debo decir q si, fue el regalo estrella en unos reyes en casa de mis abuelos, q para eso soy el unico nieto al que regalan algo. A mi me encantaba, y como el reloj de Rafa seguro que todavia funciona y esta por algun cajon. Mi prime me acabo copiando, asi que epodiamos jugar al battle ese uno contra otro, y hasta nos parecía lo mas divertido… Tierna infancia

    Responder
  3. aik

    yo tuve una. Me encantaba meter información. Le puse una contraseña larguisima y complicadisima para guardar secretitos estupidos y chorradas de niñas. Un buen día me atreví a llevarla al colegio, y como tenía calculadora me ayudaba en mis clases de mates. Hasta que la olvidé por error en mi cajonera, y desapareció. Lo malo es que sé que no creo que accedieran a mis datos gracias a mi supercontraseña de 15 digitos!!!! TOmaaaaa

    Responder
  4. Yo no sé decir si la tuve o no. Me la dieron por reyes, pero nada más al momento de abrir el paquete mi madre me arrebató todos los regalos (Casio incluido) y me dijo que hasta que no aprobara en fin de curso no me la daba. Lo cierto es que no volví a verla (las cosas se perdían muy fácilmente en esa casa), y apenas la saqué de la caja en su momento.

    Responder
  5. Yo tampoco tuve nunca una agenda de esas, aparte de ultra-caras no me llamaban lo más mínimo, donde estuviese una game boy… XD

    Responder
  6. yo si tuve una, pero no me costo ni un duro. Fue un premio que toco en los cereales del tigre, incluso vino un tigre gigante naranja intenso a mi casa para entregar la Casio.

    Posiblemente el no saber el dineral que tenia en la manos fue lo que me hizo ver el premio como lo que era, una chorrada sin mucha utilidad. En especial para mi, en mi pueblo nadie mas que yo poseia una, por tanto nunca pude usar el infrarrojo. Aparte de eso nunca supe como jugar al dichoso juego por mas que leyera las instrucciones de la tapa.

    Responder
  7. Yo no. Las veía y decía, “molan”, pero después pensaba: ·si es que no las vas a usar para nada”… Todas las agendas y estas cosas siempre me han parecido muy inútiles (ahora, claro, ya están las PDA para eso) y, si encima no tienen rallador de queso como la de Homer…

    Responder
  8. A mi solo lo tenian las chicas, quienes te martirizaban con el programa de las parejas. Que recuerdos :’)

    Responder
  9. carlosjaen

    yo vi una hace unos meses, la tenia un colega mio hace unos meses y la usaba de calculadora. pero no sabiamos que tuviese tantas cosas. dice que la encontró en el trastero ordenandolo xD

    Responder
  10. Yo sí tenía una… pero ni moda ni nada, era el único que la tenía… Y era la del juego del fútbol. La sigo teniendo y es una putada porque no recuerdo qué contraseña puse en la sección “personal” y quiero saber qué escribí ahí en su día, xDDD

    Responder
  11. Yo tuve una, pero que tenía un juego que era de un perro que mediante los infrarrojos tenías que interactuar con él. Eso sí, también tenía lo de las parejas… Qué bien me lo pasaba :D

    No sabía que fueran caras… Aún debe estar por algún cajón…

    Responder
  12. [DoodoM]

    Creo que todavía tengo una Casio de esas por ahí perdida (si no ha ido a la basura) que me compraron mis padres. La verdad es que lo de la compatibilidad entre personas, cursiladas a parte -por lo de los corazoncitos-, era una herramienta bastante curiosa. xD

    Creo que también incluía algún tipo de función para evaluar qué tal te iría en tal fecha (vamos, como una función premonitoria de la agenda).

    Desde entonces lo de adivinar el futuro me obsesionó tanto que desarrollé un propio sistema matemático (vamos, sumar los números de las fechas en parejas hasta obtener 3 cifras « Amor, Suerte y Dinero » y después sumarlas para obtener una nota final) para sacar una nota del 0 al 10, siendo el 0 el peor día y 10 el mejor, de un día futuro y teniendo en cuenta la fecha de cumpleaños de la persona cuyo devenir se quería saber (en este caso yo). Eso sí, creo que fallaba tanto o más que la función premonitoria de la agenda. :P

    Responder
  13. Deseaba una con toda mi alma cuando era niño… y no la conseguí

    Responder
  14. Floc

    Anda, si existen! Ya sabía yo que no era cosa de mi imaginación. Cuando era pequeño mi hermano se encontró una. Duró poco, un par de semanas. La debió vender, porque según el no servia para nada. Nunca entendí como funcionaba el juego. Y veo que no soy el único.

    Responder
  15. Ashrentum

    No sé si realmente sabía de estos aparatos. Nada más ver la primera casio blanquita me ha entrado melancolía. Como no sabía porqué, me estaba suponiendo al leer el artículo que los guays de mi clase la tuvieron, y quizás fue así. Pero finalmente he recordado que tenía una casi sólo calculadora que tenía exactamente el mismo formato. Los botones azules grisáceos gordotes, algunos rosas, tonos pastel por doquier… Hasta tenía en la contraportada una pegatina del mapa mundi con las zonas horarias exactamente igual como el que está en la segunda agenda negra. Y de hecho he tenido esta calculadora hasta hace bien poco. Supongo que sería el modelo de prueba barato :) Pero gracias, me ha embargado la añoranza. ¡Por algo tan simple!

    Responder
  16. Ruffles

    Yo tuve una y mi hermana otra, aún funcionan, nos salvaron de muchas horas de aburrimiento total, especialmente durante viajes.
    En la opción de juego, cuanto mas “extraños” fuesen los rasgos del personaje, mas poder de ataque tenían. Recuerdo que mi personaje principal (e invencible) era horrendo, tenia dos dientes de conejo y los pelos de punta.

    Responder
  17. Efectivamente, eran los rasgos de la cara lo que definía la fuerza del presonaje. Yo tuve una, y aún funciona. Me la habían regalado por mi comunión, si no recuerdo mal. Y en mi colegio los profesores no sabían lo de los mensajes, así que tres que la teníamos en clase nos habiamos pasado las soluciones en un examen de matemáticas. Qué tiempos aquellos…

    Responder
  18. Kelley

    Mi prima tenía una, yo, pobre, no.

    Sé que no tiene que ver con el tema, pero el mundo es un pañuelo. Puse en google Virtual Nes, nostálgica que soy, y me topo con esta página que ni idea que existía pero que supongo es del famoso Ion Litio, de EnCaso. Yo soy Kelley de Santiago de Compostela. :P

    Un beso. Gran página ;)

    Responder
  19. Joer… pues yo ni me acuerdo de ellas ni de que nadie de mi clase las tuviera… Deberíamos ser un cole pobre :P

    Responder
  20. Buaaaaaaah , me encantaba esta calculadora, me acuerdo que me costó muchísimo convencer a mi madre (como el resto de madres lo veia como un capricho inutil, y yo ahora no creo q lo comprase a mi hijo XD) pero finalmente la conseguí.

    En mi clase si que había varios con ella y era muy divertido estar conectados incluso en examenes (hasta que los profesores se empezaron a dar cuenta de que ahi habia algo raro…)

    Al final mi casio murió de la forma mas absurda… me la dejé demasiado cerca de una estufa electrica (estaba apagada) y alguien la encendió… cuando volví por ella me encontré con un mojón de plastico derretido… no os imaginais el cabreo.. jajaja

    Un saludo!!!!

    Por cierto, muy buen blog, era la primera vez que me metía y al ver esto me ha entrado la melancolía! vendre mas a menudo por aqui!

    Chauuu

    Responder
  21. niña

    yo la tengo porque la ederé de una amiga de mi madre y se me estropeo por que le quite sin querer la memoria y no se como arreglarla alguien mi puede decir como?

    Responder
  22. […] objetos? Pues que estaban de moda (evidentemente) y que eran bastante asequibles (mucho más que las agendas Casio, que también estaban de moda), por lo que cualquiera podía […]

    Responder
  23. joda
  24. yo si que tuve una me cayo por reyes por las buenas notas y no recuerdo muy bien dónde está pero supongo que seguirá en mi antigua casa y si que me gustaba muxísimo la agenda… que recuerdos…

    Responder
  25. Rapindrive

    Yo aun conservo mi casio del juego de los penaltis!!!!! la tengo aquí en el cajón. Lo mismo le pongo pila después xD

    Responder
  26. asereje

    Yo aún la tengo, enterrada como tú…

    Pero la mía no tenía juegos ni rayos infrarrojos!! Hubiera sido lo más. Qué lástima que pasen los años.

    En cuanto vuelva a casa de mis padres, la desentierro.

    Responder
  27. pepa

    mi hermana y yo también tuvimos una, mi hermana tenía la del juego de lucha y yo la del juego del perro. Recuerdo que nos mandábamos mensajes de una cama a otra por las noches, era la envidia de las niñas del cole.
    La encontré hace poco pero no funciona, alguien sabe donde la puedo arreglar??

    Responder
  28. liko13

    Hola, yo la tengo, me la compraron por Barcelona, y hoy me la encontré por casa y mire info y tal, y funciona todavía, el puse las alcalinas y la reseté(el boton reset esta en la pila de botón grande abajo) y unos recuerdos muy buenos, mi primo le regalaron luego otra que tenia la de los penaltis y luego un amigo tenia la del perro, la mía la de las batallas. A mi me gustaba bastante sobre todo el tema de retratar a toda la familia en la agenda y el tema de enviar mensajes por los infrarrojos es lo que me llamo la atención de su anuncio, pero pues no llegue e conocer nadie mas que los mencionados que la tuviera así que enviar mensajes solo entre mi primo y yo y hechar algun que otro vicio a los penaltis y batallas.

    Responder
  29. chakmoyt

    Casio C-300.
    En el videojuego incluido logré crear el guerrero perfecto, con la máxima energía vital, la máxima energía ofensiva y la máxima energía defensiva. Parece imposible, pero tras días y días de perseverancia lo conseguí. Sus cotas de batalla son:

    ESP 99900
    PK 9900
    TP 9900

    Aparte de eso, soy capaz de crear un luchador de cualquier
    energía, ataque y defensa.
    El secreto: La lógica numérica.

    Responder
  30. […] que anuncian. Este es el caso de muchos productos tecnológicos de nuestra generación, como las agendas Casio o los Beeper de Coca-Cola que vamos a analizar en este […]

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.