abr
29
2009

‘Godzilla’ (1954)

por

Godzilla (1954) - PósterNunca he sido un fan de Godzilla en particular, ni del género kaiju en general. Nunca, quiero decir, hasta que vi… ¡“Godzilla vs. King Ghidorah”! (“cutrepeliculón”; artículo en trámite). Después me picó el gusanillo, y empecé a ver una peli de Godzilla tras otra. Por eso, el palomo de “Fievel y el Nuevo Mundo” cantaba aquello de nunca digas nunca jamás. Bueno, por eso y porque, en una película de dibujos animados, cualquier animal con pajarita y sombrero debe saberse, como poco, una canción pegadiza.

Pero vamos a empezar por el principio. Corría el año 1954, Elvis Presley hacía sus pinitos en el mundo de la música, y yo había retrocedido en el tiempo para recuperar el almanaque deportivo y asistir a la apertura del primer Burger King. Fue entonces cuando oí hablar de Godzilla por primera vez. O tal vez no.

En realidad, “Godzilla” es una película de cuando el blanco y negro no era un recurso estilístico para los cineastas con pretensiones de artista, por lo que es poco probable que alguno de vosotros la viera el día del estreno.

El argumento

Godzilla (1954) - Los protagonistasAlgunos pesqueros japoneses han desparecido misteriosamente cerca de la isla de Odo. La Marina acude a investigar, pero sus barcos también desaparecen. ¿Estaremos ante un segundo Triángulo de las Bermudas? ¿Se habrán cruzado con Mobydick? ¿Habré cerrado la puerta de casa cuando salí esta mañana?

Para descubrir qué está sucediendo, un equipo de científicos se traslada a la isla. Por suerte, los miembros de la expedición son lo suficientemente espabilados como para coger un helicóptero en lugar de un barco, así que el mar, o lo que sea (vale, es Godzilla), no se los traga por el camino.

En Odo, los científicos se topan con un monstruo antediluviano, creado por la radiación de las bombas atómicas, al que los habitantes de la isla llaman Godzilla, en honor al monstruo de una leyenda popular.

Godzilla (1954) - Godzilla vs. IberdrolaTras sembrar la destrucción en Odo, Godzilla hace el equipaje y se dirige hacia Tokyo, donde acaba con miles de vidas. Cuando el ejército se muestra incapaz de detenerlo, todo Japón se sume en la desesperación.

Como veis, la trama de la cinta destila serie B por los cuatro costados. No obstante, el director Ishiro Honda se tomó su labor muy en serio y rodó cada plano como si se tratara de “Ciudadano Kane”, dotando a la película de un dramatismo que, para muchos otros directores, probablemente hubiera sido difícil de congeniar con la idea de un tipo disfrazado de monstruo que va por ahí escupiendo fuego y pisoteando maquetas a cámara lenta. La productora Toho Film supo elegir al hombre adecuado para el trabajo.

Los personajes

Godzilla (1954) - OgataOgata: Este estereotipo de guaperas japonés es teniente de Seguridad Marítima y uno de los primeros en enterarse del asunto de los barcos desaparecidos. Está enamorado de la chica de la peli, Emiko, con la que pretende casarse algún día.

Ahora bien, como tampoco es cuestión de pensar en bodorrios cuando un lagarto radiactivo asola tu país, Ogata hará todo lo que esté en su mano para destruir a Godzilla. Entre sus planes para eliminar al monstruo, están: (a) correr como alma que lleva el diablo hasta un lugar seguro, (b) seguir las noticias para estar informado sobre las andanzas del monstruo, y (c) robar la novia a un tuerto. No todos están dispuestos a hacerse el héroe como Alan Grant en “Parque Jurásico”.

Godzilla (1954) - EmikoEmiko: En un Japón anclado en el costumbrismo, lo de esta enfermera ya hubiera servido como argumento para un drama sin necesidad de añadir a Godzilla a la ecuación. Emiko está enamorada de Ogata, pero su prometido es otro hombre, el doctor Serizawa, a quien quiere como a un hermano. (Esto, por cierto, es mucho peor que el que una mujer te quiera como amigo, ya que, al menos en este segundo caso, siempre te queda la esperanza del derecho a roce.)

Cuando el monstruo destruye Tokyo, Emiko atiende a los supervivientes con la tristeza de quien sabe que quienes no mueran por sus heridas, lo harán a causa de la radiación. Este sí que es un trabajo esperanzador. Su mayor defecto es que no sabe guardar un secreto.

Godzilla (1954) - TanabeDoctor Yamane: El actor Takashi Shimura, cabecilla de “Los siete samuráis”, interpreta aquí a un paleontólogo de gran prestigio, capaz de distinguir un canto rodado de un trilobites pese a no haber visto los primeros capítulos de “Érase una vez… el hombre”. El bueno de Yamane también es la única persona de todo Japón que no quiere eliminar a Godzilla, ya que ve en él una oportunidad única para desentrañar todos esos misterios que al hombre de a pie le importan un comino, como, por ejemplo, a dónde vamos, de dónde venimos y qué hacen nuestras mascotas cuando dormimos.

Godzilla (1954) - SerizawaDoctor Serizawa: Aunque lleve un parche en el ojo, Serizawa no es un pirata, sino un científico; de ahí lo de la bata. Su papel en la película es fundamental, ya que es el inventor del eliminador de oxígeno, que, como su propio nombre indica, puede eliminar el oxígeno de una cierta área, dejando a cualquier criatura viviente en los huesos.

Serizawa no soporta la idea de que su invento solo tenga aplicaciones bélicas, así que se pasa el día encerrado en su laboratorio buscando otros usos para su arma de destrucción masiva. La única persona a la que revela la existencia de su arma es a Emiko, que, como ya sabemos, es una confidente paupérrima.

Godzilla (1954) - GodzillaGodzilla: No pensaríais que me iba a olvidar de él, ¿verdad? Aunque su aspecto no es tan impresionante como en las últimas entregas, Godzilla es el alma de la fiesta y el eje de toda la película. Sus impresionantes 45 metros de altura hacen que, a su lado, King Kong, con apenas siete metros, parezca una miniatura (lo que no evitó que ambos monstruos se enfrentaran en la mediocre “King Kong vs. Godzilla”, después de que el más peludo de ellos diera un tremendo estirón). Godzilla aparece por primera vez en la isla de Odo, asomando su cabeza por encima de una colina para espantar a los paparazzi, y luego se da un garbeo por Tokyo, que, en una sola noche, queda reducida a escombros.

Algunas curiosidades

  • El nombre de Godzilla, Gojira en japonés, es una combinación de las palabras japonesas gorira (gorila) y kujira (ballena).
  • La técnica de stop-motion se rechazó a la hora de dar vida al monstruo porque era más costosa y requería mucho más tiempo que utilizar a un hombre disfrazado.
  • El emblemático rugido de Godzilla es el resultado de pasar un guante de cuero cubierto de resina por las cuerdas de un contrabajo.
  • Al principio, Godzilla iba a ser un pulpo gigante, como el que un año más tarde apareció en la producción americana “Surgió del fondo del mar”. Por suerte, la idea se desechó; de lo contrario es poco probable que Godzilla se hubiera convertido en el icono mediático que es ahora.
  • Godzilla (1954) - Aliento atómico

  • El disfraz de Godzilla pesaba unos 90 kilos y llevarlo puesto era como estar metido en un horno. Haruo Nakajima, el hombre bajo el disfraz, sufrió desmayos, electrocuciones y quemaduras varias, y aún así, repitió papel en entregas posteriores.
  • La película cuenta con una versión americanizada, estrenada en 1956, en la que el principal cambio es la inclusión de un locutor norteamericano (Raymond Burr, el Perry Mason de la tele), que iba narrando todo lo que hacía Godzilla, por si el espectador estaba tan ciego como para no verlo por sí mismo. La distribuidora también eliminó toda mención a las bombas de Hiroshima y Nagasaki, con lo que se rompía el eslabón de la cadena que convertía a los estadounidenses en “los malos”.
  • En España la película se estrenó con el título “Japón bajo el terror del monstruo”. En mi artículo sobre la cinta “Licencia para matar”, ya mencioné cómo nos las gastamos aquí cambiando los títulos extranjeros.

Valoración

Reconozco que, en el primer visionado de la película, me quedé transpuesto hacia el final, justo cuando iban a eliminar a Godzilla, pero es que mi sofá es muy cómodo, acababa de comer y el solecito de primera hora de la tarde me daba de lleno. No obstante, y aunque el ritmo de la cinta es un poco lento, hay que tener en cuenta que la misma se rodó hace más de cincuenta años; y cuanto más retrocede uno en el tiempo, más pausadas son las películas y más largas se hacen. Por ejemplo, “Casablanca”, que se estrenó en 1942, dura poco más de hora y media, y, sin embargo, para los estándares actuales, es como si durase cuatro horas, que, a mí, por cierto, me parecieron cinco.

Aun teniendo en cuenta la conveniencia de consumir cafeína durante la reproducción de “Godzilla”, ésta es una de las piezas más influyentes del cine de ciencia ficción oriental; razón por la que todo cinéfilo debería verla al menos una vez. El tono de película, como ya he comentado antes, es bastante serio en comparación con el de sus secuelas, y el guión trata en todo momento la amenaza del monstruo como si fuera real, mostrándonos con crudeza el dolor de las víctimas y la aflicción de los supervivientes. A esto debemos unir unas interpretaciones sobresalientes, entre las que destaca la de Takashi Shimura, cuya solemnidad frente a la cámara otorga mayor credibilidad a la cinta.

En cuanto a los efectos especiales, Godzilla no deja de ser un tipo disfrazado, pero, al menos para quienes nos criamos con series como “He-Man y los Amos del Universo”, lo mediocre tiene su aquel.

Fuentes

“Gojira” en IMDb

También en ion litio…

Monster Mash
‘Spore’, la evolución según Will Wright
Mis monstruos favoritos de cine y TV

Sobre El Tipo de la Brocha:

Aunque mi verdadero nombre no se puede leer sin perder la cordura, por aquí se me conoce como el Tipo de la Brocha.

Durante el día trabajo en una oficina, y por la noche... también. El poco tiempo libre que tengo lo dedico a celebrar bacanales decadentes con grandes ollas de queso fundido y a enseñar a escribir a los monos. En realidad, todos los artículos que he publicado en este blog los han escrito ellos, así que si no os gustan, ya sabéis a quién dirigir vuestras quejas.

Ver más artículos de El Tipo de la Brocha

17 comentarios

  1. Rick

    Esta debe de ser la única película seria de Godzilla, porque yo he visto varias y son todas de coña, sobre todo la última: “Godzilla: Final Wars”.

    Responder
  2. Yo recuerdo haber visto esta y otras similares, a través del Video comunitario (precursor en España de la tele por cable) antes del año 90.

    Al principio no te llamaba mucho la atención, pero como nuestras mentes eran más tiernas que las actuales a la misma edad, incluso aquellas imágenes en blanco y negro, con ese muñeco que se movía tan torpemente nos molaba.

    El muñeco y poco más, porque siendo niño los diálogos del cine japonés eran tremendamente soporíferos.

    :D

    Responder
  3. elmanantial

    el godzila de la colina parece una marioneta

    alguien sabe donde puedo consegir esta peli?

    Responder
  4. Manu

    Muy bueno el post. La versión americana venía a ser un poco como para tontos, ¿no?

    Responder
  5. RUSSO

    Para rareza, no le he encontrado nunca una caracteristica interesante a Godzilla, a pesar que si me va muy bien ver sus peliculas y todo. Siempre encontré mucho mas interesantes a Mothra, a King Ghidorah, y pues, no se si porque yo tengo una tortuga, a Gamera….una tortuga gigante!!!!!!

    Responder
  6. hahajejeje

    ya era hora que se hable dl escarabajo este loco..bueno dejando atras las formalidades,buen articulo Señor Brocha,me encanta tu sentido del humor a la hora de redactar :D

    Responder
  7. Sí, era un artículo muy esperado, hahajejeje. No hay más que ver el ingente número de comentarios. Gracias de todos modos.

    Responder
  8. hahajejeje

    Y vale la pena hablar de King Kong,Señor Brocha?

    Responder
  9. Naturalmente que el señor Kong también se merece un artículo.

    ¡Eh, ya soy el comentarista del mes!

    Responder
  10. Pablo

    Pues a mí Godzilla jamás me ha llamado la atención. Me parece que pillé alguna peli hace un siglo en Calle 13, pero ni me acuerdo de qué iba. Solo sé que salía una polilla gigante.

    Responder
  11. Saludos a Ion Litio,

    Si quieren una comprensiva y extensa lista de todas (o casi todas) las peliculas de Godzilla con todo y divertidas video sinopsis y criticas de cada una busca en http://cinemassacre.com

    O vayan directo a este link y dense vuelo:

    http://www.cinemassacre.com/new/?s=godzillathon

    Excelente sitio.

    Sigan con el buen trabajo.

    Responder
  12. Curioso lo del actor que hizo de Godzilla y el sonido del bicho en cuestión :P

    A modo de curiosidad, al ver lo de King Ghidorah me he acordado de un grupo de hip hop japonés que se llama casi igual: King Giddra. Otra muestra más del fanatismo que tienen los japos por este tipo de películas.

    Gran trabajo en el blog! Un saludo.

    Responder
  13. hahajejeje

    jajaja,eso me olvodaba del sonido.Jamas pense que se podia hacer eso con el guante de cuero y la resina…funcionara si lo pruebo ahora?Y es el GROOOARLL que lanza godzilla,ese es el sonido?

    Responder
  14. JsX

    io solo conocia el de la eplicula de los gringos no sabia que habian mass

    Responder
  15. Me da miedo buscarlas y ver toda esta saga por incrementar mi fama de friki a limites insospechados me pondria en un nivel “it’s over 9000″ jeje

    Responder
  16. [...] estáis esperando una crítica tan destructiva como el paso de Godzilla por Tokyo, os habéis equivocado de sitio, porque aquí no voy a decir que el “Raging Blast” no [...]

    Responder
  17. Dimitri

    Que yo recuerde solo vie dos tres peliculas de Godzilla

    Godzilla contra el clamar esteratreste

    Godzilla contra MecanoGodzilla

    Godzilla contra el monstuo del Smoke (por vablemente mi favorita)

    Y la pelicula gringa de los 90 de Godzilla

    Cuando tenia 6 años y mi hermano 5 jugamos las luchas de monstruos el era King Kon Yo Godzilla

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.