Sep
30
2009

El Push Pop

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Push PopDe entre las muchas guarradas que conformaban la bolsa de chuches estándar que comprábamos al salir del colegio (y había mucho donde elegir, ojo) el Push Pop fue sin duda un ejemplo de cómo no hay que hacer las cosas si quieres triunfar en el mundo de las golosinas infantiles.

Porque algo tan aparentemente simple como vender caramelos a los niños tenía también sus secretos. Había que encontrar el equilibrio justo entre el sabor, el valor añadido (como las pegatinas Toi de Bollycao) y, por supuesto, el precio, un factor determinante para los que manejábamos un presupuesto limitado a la hora de comprar golosinas.

El Push Pop no cumplía ninguna de estas reglas. El sabor era el de un caramelo normal, su precio era altísimo (unas 100 pesetazas de la época) y el valor añadido… bueno, su propuesta giraba alrededor de la idea de ser como un Chupa Chups pero más “evolucionado”. Así, venía en un envase de plástico con tapa para poder ir “dosificando” su consumo y amortizar de esta manera su elevado precio.

El envase de plástico en cuestión tenía un agujero por el que debíamos introducir el dedo para empujar el caramelo hacia arriba. De ahí el nombre del producto, Push (“empujar”, en inglés) y Pop, abreviatura, supongo, de la palabra “Lollipop” (“caramelo”, en inglés también).

Push Pop - AnuncioEl problema es que la forma en que estaba concebido para ser comido hacía que uno acabara totalmente pringado. El proceso de succión del caramelo provocaba que la salivilla se deslizara por las rendijas hasta que acabábamos con el dedo también lleno de una mezcla de saliva y azúcar. Vamos, que era una guarrada. Supongo que para los chavales que pegaban el chicle debajo de la mesa al empezar la clase, para recuperarlo después a la hora del recreo, esto no suponía ningún problema. Por mi parte, yo era bastante escrupuloso, así que el apaño en cuestión me daba bastante asquete.

¿Resultado? Un fracaso comercial que pasó sin pena ni gloria por las estanterías de la tienda de chuches del barrio. No obstante, todavía se sigue vendiendo, como demuestra la existencia de su web oficial. Yo personalmente no lo echo de menos, aunque reconozco que en su momento me picó la curiosidad como a todos y acabé comprando uno o dos.

Mención aparte merece el anuncio del caramelo en cuestión, con claras connotaciones sexuales si lo vemos hoy en día, despojados de la venda de la inocencia infantil:

Por cierto ¿es cosa mía o ahora ya no se anuncian tantas golosinas por televisión como antes?

Fuentes

“Dale al pushpop y cógele el gusto” en El Mundo Está Loco

También en ion litio…

El Bollycao y las pegatinas Toi
Dinosaurus, galletas de dinosaurios
El Fresquito

Etiquetas:

Categorías: Comida-Bebida

31 comentarios

  • Millus
    30/09/2009 | 7:03

    ah , si…. si lo recuerdo…. no es preocupes, a mi tambien me daba cosa el quedar con todos los dedos tan pegajosos (erá más q con otros caramelos)….
    y si….. en mi barrio habia una expresión de “a este le gusta el pushpop” con claras alusiones……

    Responder a Millus
  • RUSSO
    30/09/2009 | 8:19

    Pues si sigue existiendo y tiene sus muchas variantes. Lo he visto en Estados Unidos, donde existe y seguirá existiendo por los siglos de los siglos junto a esas “chewing gums” que son de tiras enrolladas a mas no poder y tanta golosina hecha de forma tonta.
    Tambien en muchos paises latinos aun conocido como Push Pop con sus variantes locales y extranjeras.
    No es lo que mas se vende pero siempre llama la atencion a cualquier niño en busca de un dulce extrafalario.

    Responder a RUSSO
  • RUSSO
    30/09/2009 | 8:21

    …Ah y precisamente como lo indica Millus más arriba, el problema a veces de estar chupando un “push pop” o un “chupa chups” ya teniendo cierta edad era el riesgo de que te vieran “chupando” un caramelo con cierta forma fálica….
    para las chicas iba bien supongo xD

    lo mismo ocurre hoy en dia cuando ven a un señor ya entrado en años lamiendo un chupetin o una paleta…

    Responder a RUSSO
  • Sergio
    30/09/2009 | 10:24

    Lo de la niña diciendo “cógele el gusto” y luego chupando el invento hoy en día escandalizaría al Defensor del Menor…

    Por cierto, a mí siempre me pareció una golosina bastante tonta: no solo acababas con la mano pringada, sino que también manchabas la ropa, la libreta del cole, la manilla de la puerta, el perro…

    Responder a Sergio
  • Manu Iglesias
    30/09/2009 | 10:30

    Estoy de acuerdo en que era una golosina un tanto “guarra” y te dejaba el dedo (o la mano), totalmente pringada. Pero también tengo que decir que su sabor era increíble, a mi me encantaba.

    No sé si sigue a la venta, pero al menos por la zona donde vivo no lo he vuelto a ver 🙁

    Responder a Manu Iglesias
  • Bartolo
    30/09/2009 | 12:42

    Pues a mi la verdad el sabor me resultaba bastante asqueroso. Es como si concentraran 100 kilos de azucar en un caramelo… el sabor a fruta brillaba por su ausencia… puag!

    Eso, unido a lo pringoso que te dejaba, me daba bastante asco… como la sencacion de haberte comido parte del papel del palo del chupa chups… o haberte lamido la tinta del logotipo de los dedos pica pica…. o que se haya metido en una encia el cordel de las pulseras de caramelo…

    Una infancia de lo mejorcito oye.

    Responder a Bartolo
  • Lobacho
    30/09/2009 | 13:53

    Ke recuerdos,y estaban ricos,aunque noa todos les gustaba.
    El problema de este caramelo que se podia convertir en un arma mortal,de tanto lamerlo acababas convirtiendolo en un punzon,que mas lo quisieran en la carcel para saldar cuentas xDD

    Responder a Lobacho
  • Akane
    30/09/2009 | 14:32

    Si no recuerdo mal, más tarde sacaron algo parecido que se llamaba (o llama, que creo que se sigue vendiendo) Two to One, que además viene con un regalito, aunque no recuerdo ningún juguete o figura especialmente memorable, así que no debían ser de mucha calidad.

    Me encantan los artículos sobre guarrerías que comíamos de críos 😀

    Responder a Akane
  • D
    30/09/2009 | 14:35

    A mí no me gustaban los dulces… yo era más de Ruffles Jamón Jamón.


    No os apetece escribir un post acerca de las Ruffles Jamón Jamón?? xDD

    Responder a D
  • q256
    30/09/2009 | 14:43

    El tema de los snacks de aperitivo da para mucho, D. De hecho tenemos preparado un post parecido (aunque no sobre las Ruffles Jamón Jamón en concreto) para dentro de unas semanas.

    Responder a q256
  • BIRC
    30/09/2009 | 16:43

    Waw! Cómo olvidar esos Push Pop, que tanta publicidad pasaban en la TV! XD
    Yo también fui una de las tantas víctimas que un día lo compré y me molestó el hecho de pegotearme todo el dedo XD

    Excelente artículo, gracias por traer esos recuerdos 😀

    Saludos desde “Reviews de los Clásicos” y “BIRCland”

    Responder a BIRC
  • sephil
    30/09/2009 | 16:53

    Estos dulces a mi nunca me gustaron. Llegué a verlos una vez afuera de mi secundaria, (acá por México), pero tal parece que era bastante molesto ver, que efectivamente, acababas con los dedos todos pegostiosos; además de recibir los respectivos insultos por parte de los malosos.

    Demonios, ¿Ese comercial de verdad estaba permitido en España? Les aseguro que hubiera sido (o quizá ocurrió realmente así) censurado por acá. Pero bueno, sólo queda decir que este dulce aún se ve en los puestitos afuera de las escuelas. Todos empolvados, pero siguen ahi. Buen artículo, por cierto.

    Responder a sephil
  • Floc
    30/09/2009 | 17:05

    Este caramelo siempre me dio asco. Eso de volver a chuparlo despues de guardarlo me daba asquete, asi que cuando me compraban uno mis padres me lo comia del tirón.

    En cuanto al nombre, pensaba que venia de las operaciones push y pop de una pila xD Eso de lolipop tiene mas sentido, la verdad.

    Responder a Floc
  • Floc
    30/09/2009 | 17:07

    Eh, no me pegues, chupame el push pop xD

    Responder a Floc
  • Ryo007
    30/09/2009 | 17:07

    Aca en chile tambien llego cuando yo era pequeño. Recuerdo haberlo probado una sola vez y para el precio y lo sucio que quedabas no valia la pena y nunca mas lo probe.

    Por estos lados aun hoy en dia siguen vendiendolo por lo menos en los supermercados… dudo que tengan mucha venta, ya que ya no pasan publicidad al respecto y los “pequeños inocentes” ahora son bastante mas “despiertos” de lo que eramos nosotros como para que anden por ahi metiendose esta cosa en la boca XD

    Responder a Ryo007
  • Ryo007
    30/09/2009 | 17:10

    PD: ME acorde de otro “snack” raro de la epoca, se llamaba “yan yan” y eran como palitos que se untaban en un vaso que contenia una pasta (por cierto me encantaba, aunque nunca lo comi mucho).

    Responder a Ryo007
  • Mauro Picotto
    30/09/2009 | 17:48

    jajaja, y ahora que no se anuncian golosinas, la chavalería padece obesidad con mayor frecuencia.

    Reconozco que nunca invertí parte de mi maltrecho monedero en esta golosina, porque no terminaba de convencer el concepto caramelo de gran grosor,…

    Responder a Mauro Picotto
  • hahajejeje
    30/09/2009 | 18:51

    jajajajaja
    me acuerdo que un compañero me bardeo y yo le dije ” si se re nota que te gusta el push pop”
    y me dijo “push pop??”
    y luego le di la señal correspondiente XD!!! y todo la clase se puso a reir y el pibe se quedo re callao XD!!!
    la verdad es que me lo he comprado varias veces en mi vida solo para comereme el caramelo de una mordida…..mmm..el sabor vuelve a la boca : )

    Responder a hahajejeje
  • hahajejeje
    30/09/2009 | 18:53

    segundo 38……..inolvidamle ajajjaajjajja XD
    ahora creo que lanzaron un chupete de la misma marca y con la misma tematica…ddaaajjjgg!! que asquete me daba la saliva en el dedo.

    Responder a hahajejeje
  • Albis
    30/09/2009 | 19:03

    Mientras leía el post me estaba surgiendo en la boca el regustillo que dejaba el coso ese. Sólo me compré uno rojo o rosa, y aún me acuerdo de como sabía…

    Responder a Albis
  • RUSSO
    1/10/2009 | 2:42

    Recordando snacks y golosinas de antaño, tambien existian esas bolsitas con unos polvos dentro, que parecia jugo de frutas deshidratado, y que cuando lo echabas a la lengua como que “explotaban”, de hecho tienen que haber probado, era la moda hace ya varios años atras…
    Eso creo que ya no existe más, aunque siempre tuvo sus buenas épocas, no recuerdo el nombre pero ese era su chiste, un polvillo que lo echabas en tu lengua y sentias como “explotaba”

    Responder a RUSSO
  • Millus
    1/10/2009 | 6:50

    @Russo
    esos eran los petazetas….. creo q ya hay un articulo sobre ellos……
    y a mi me daban miedo cuando pequeño… creia q me iba a explotar por dentro xD

    Responder a Millus
  • RUSSO
    1/10/2009 | 7:21

    Si Millus, ya acabo de ver que hicieron aqui un articulo sobre eso. En otros paises recibian otros nombres, ya mas a lo americanizado porque eran del boom de traerlos de eeuu junto a los push-pop y a esas chewin-gum que veian como en un rollo de pelicula, una goma de mascar rosada

    Tantos recuerdos

    Responder a RUSSO
  • morri
    1/10/2009 | 11:02

    No hace mucho escribí yo también sobre esto y salió, sorprendentemente para mí, en portada de Meneame O.o http://elmundoestaloco.blogspot.com/2009/09/dale-al-pushpop-y-cogele-el-gusto.html

    Responder a morri
  • q256
    1/10/2009 | 15:39

    De hecho, morri, ahora que releo tu post me doy cuenta de que yo también lo leí hace unas semanas y por eso hace unos días se me ocurrió redactar algo sobre dicho caramelo. Voy a agregarte como fuente, es lo justo.

    Por cierto, me encanta tu visión del anuncio morri (la que planteas en tu blog):

    La siguiente escena no se ve, pero el matón del cole le tira el pushpop y le da una somanta de palos. “¿Qué es esta mariconada?” Leñazo al canto. Los matones eran así.

    Brutal 😀

    Responder a q256
  • morri
    1/10/2009 | 16:19

    Gracias q256 🙂

    Responder a morri
  • kofmaster
    1/10/2009 | 17:38

    Aca en Argentina la publicidad era todavia mas rara porque en lugar de “Dale al push pop!” dijeron algo que quedaba peor, “Chupate un Push Pop!” :S

    Responder a kofmaster
  • carnby
    1/10/2009 | 20:31

    ¡cogele el gusto,al push pop!
    y con la imagen de la pendeja chupando el chupetin XD.

    Responder a carnby
  • Klay
    2/10/2009 | 12:47

    La verdad es que no estaba malo, a mí me gustaba bastante el sabor del caramelo. Eso sí era una auténtica guarrada lo del dedito dentro del tubo. La segunda vez que te lo intentabas comer te daba un no sé qué. Normalmente iba a la basura antes de terminármelo del todo.
    Por otra parte, había cierto momento en que el caramelo adquiría la forma de cono, de un cono afiladísimo, si no llevabas un pelín de cuidado te podías hacer daño.

    Responder a Klay
  • Vladek
    14/10/2009 | 9:11

    No se si alguien ha mencionado que a veces el caramelo chorreaba dejándote el dedo pringado y asqueroso.

    Vamos que te salia mas rentable llevar un caramelito de toda la vida

    Responder a Vladek
  • julian
    22/11/2009 | 2:27

    bueno… ahora a todo lo que te puedas llevar a la boca, tenga forma alargada o ambas ya se le saca fuera de contexto… cuidado, no mordais los bolis!!

    Responder a julian

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.