ago
8
2012

Colonos de Catán

por

Colonos de Catán - CajaTras hablar hace unas semanas de “Carcassonne” (el juego de mesa) no podía dejar de hablar de otro de mis favoritos. “Colonos de Catán” es el juego que me introdujo inicialmente en los juegos de mesa “alternativos” (más allá de Oca, Parchís, HeroQuest o Monopoly) cuando lo descubrí hace casi dos años.

Creado por Klaus Teuber, “Colonos de Catán” es un juego algo más complejo que “Carcassonne”, pero tampoco nada que no pueda explicarse en unos 10 minutos y dominarse en una hora. El objetivo del juego es, junto al resto de jugadores, colonizar una isla y extraer de ella los recursos necesarios para prosperar, construyendo carreteras, poblados y ciudades. El ganador será el primer jugador en alcanzar los 10 puntos, algo que suele tardar de una hora a hora y media.

Objetivo del juego:

Al igual que en “Carcassonne”, el tablero se genera de forma aleatoria al principio de cada partida. Dicho tablero está compuesto de una serie de piezas hexagonales que representan los diferentes recursos disponibles, así como las piezas que representan la costa y delimitan el tablero.

Colonos de Catán - Tablero montado

El objetivo del juego es, como ya hemos dicho, ser el primero en alcanzar los diez puntos. Los puntos pueden obtenerse, fundamentalmente, mediante la construcción de poblados y ciudades, pero también alcanzando objetivos concretos como, por ejemplo, obtener la carretera más larga del tablero, conocida como “gran ruta comercial”.

Construcciones:

Al comenzar la partida, por turnos, cada jugador sitúa dos poblados y dos carreteras adyacentes a los mismos en algún lugar del tablero, con la única limitación de que cada poblado debe estar al menos a dos segmentos (lados del hexágono) de distancia de otro poblado, ya sea propio o de un oponente. La situación inicial de los poblados tiene una importancia crítica, ya que es lo que determinará de que recursos dispondremos con regularidad y cuales escasearán para nosotros, teniendo que comerciar con el resto de jugadores para conseguir los mismos.

Así pues, podemos elegir una situación que nos permita construir carreteras rápidamente para expandirnos antes que el resto, o una situación que nos coloque cerca de un puerto ventajoso para comerciar fácilmente por los recursos que necesitamos.

Colonos de Catán - Construcciones

Existen tres construcciones en el juego:

  • Carreteras: Nos permiten comunicar nuestros poblados existentes al inicio de la partida y construir asentamientos nuevos. Cada poblado debe estar, al menos, a dos carreteras de distancia de alguno de nuestros poblados existentes, por lo cual el poder construir carreteras rápidamente es crucial para una expansión rápida al inicio de la partida.
  • Poblados: Comenzamos la partida con dos poblados, y podremos construir poblados nuevos a medida que avancemos. Además de proporcionarnos un punto de victoria directo (por tanto, cada jugador empieza con dos puntos) los poblados nos permiten obtener recursos. Un poblado genera recursos cada vez que en los dados sale el número de alguno de los terrenos adyacentes. Por tanto en cada turno debemos comprobar si tenemos poblados cerca del número que han marcado los dados y coger los recursos que nos correspondan.
  • Colonos de Catán - El jugador azul obtiene lana cuando sale un seis en los dados

  • Ciudades: Las ciudades son una evolución de los poblados, que aumentan el marcados de victoria hasta 2 puntos por ciudad. Además, cuentan con la ventaja de que generan el doble de recursos que los poblados. Por ejemplo, en la imagen que acompaña a este párrafo, el jugador azul obtendría dos unidades de lana cada vez que los dados marquen un seis, en lugar de una que obtendría en condiciones normales si en lugar de una ciudad tuviera un poblado en dicho lugar.

Recursos, comercio y cartas de desarrollo:

Existen cinco recursos diferentes que podemos recolectar: madera, arcilla, roca, trigo y lana (ovejas). Asimismo, cada hexágono productor de recursos tiene situado un número sobre el mismo en el tablero, números que también se colocan de forma aleatoria. Como hemos explicado, en cada tirada, el jugador lanza los dados y, dependiendo del número que salga, los jugadores situados junto a las casillas con dicho número recolectarán los recursos que le correspondan.

Colonos de Catán - Recursos (materias primas)

Por tanto, en cada partida existirán recursos que serán más fáciles de conseguir que otros (estadísticamente, aquellos situados en números frecuentes como el seis o el ocho). No obstante, para los recursos que no podamos conseguir fácilmente, existe la posibilidad del comercio: podremos comerciar con otros jugadores, intercambiando los recursos según el tipo de cambio que consideremos conveniente, o con la “banca”, cambiando cada material en un ratio de 4 a 1. Si disponemos de un poblado situado junto a un puerto, podremos beneficiarnos de un tipo de cambio más favorable, de 3 o incluso 2 a 1 si tenemos el puerto de algún material concreto, que nos permite cambiar dos unidades de ese material por cualquier otro.

Colonos de Catán - LadronesEn último lugar existe una casilla que no produce recursos en absoluto: el desierto. El desierto está habitado por ladrones que, cada vez que sale un siete en los dados, se mueven por el tablero bloqueando la producción de recursos de una casilla concreta y robando una carta a alguno de los jugadores con poblados o ciudades adyacentes a dicha casilla. Esto se produce a elección del jugador que ha obtenido el siete en los dados y da pie, como ya os imaginaréis, a un factor de mosqueo bastante importante.

A medida que avanzan los turnos, iremos recogiendo y acumulando los recursos que nos correspondan en nuestra mano. El problema es que, si sale un siete en los dados y tenemos más de siete cartas de recursos, tendremos que descartarnos la mitad de ellas. Por tanto, llegado nuestro turno, nos interesa siempre “gastar” la mayor cantidad de cartas de recursos posible y obtener aquello que queramos construir: ciudades, poblados, carreteras o cartas de desarrollo.

Colonos de Catán - Cartas de desarrollo

Las cartas de desarrollo son un tipo de carta especial que podemos acumular sin miedo a perderlas y que podremos jugar en nuestro turno, proporcionando las mismas diversas ventajas como la posibilidad de construir dos carreteras seguidas, mover a los ladrones, obtener recursos de la banca o de otros jugadores o incluso puntos de victoria instantáneos que podremos acumular para sacar por sorpresa en nuestro último turno.

Victoria final:

En cuanto a la forma de obtener la victoria en sí, podemos alcanzar la puntuación total de 10 puntos de varias formas: construyendo poblados (1 punto) y ciudades (2 puntos, evolucionando un poblado existente). Obteniendo la sucesión de carreteras más larga (2 puntos) o el mayor número de cartas de ejército de caballería (2 puntos).

Asimismo, existen hasta cinco puntos de victoria instantáneos entre las cartas de desarrollo, razón por la cual no debéis fiaros de un jugador que parezca ir en último lugar pero tenga muchas cartas de desarrollo en su mano. Puede que os dé una sorpresa en la última ronda.

Colonos de Catán - Puntos de victoria

En definitiva, “Colonos de Catán” es un juego muy divertido, con una duración de las partidas media y un interesante componente estratégico que lo hacen fácil de aprender pero difícil de dominar. Aunque no os voy a mentir: al haber dados de por medio, la suerte (y la actitud del resto de jugadores hacia nosotros) jugarán también un papel importante. Y es que si no dejamos de fastidiar a un jugador concreto, puede que no quiera comerciar con nosotros para obtener algún preciado recurso que necesitemos en un momento concreto…

Como en el caso de “Carcassonne”, si el juego original no nos parece bastante, existen también múltiples expansiones que agregan elementos (y complejidad) al juego original. Si os he provocado curiosidad, podéis probar el juego antes de comprarlo gracias a la posibilidad de jugar online a Colonos de Catán en su web oficial.

Fuentes:

“The Settlers of Catan” en BoardGameGeek
Los Colonos de Catán (Wikipedia en español)

Sobre q256:

Que no os despiste mi nombre: no soy ningún robot, sino el creador de esta página web. Comencé ion litio como un proyecto personal, pero a día de hoy tengo la suerte de contar con un pequeño equipo de colaboradores esporádicos que me ayudan a llevar el peso de la misma, siendo por tanto este un proyecto colaborativo.

Aun así, no puedo evitar el seguir sintiendo esta web como algo propio, así que cuando mi tiempo me lo permite, intento desmarcarme de vez en cuando con algún artículo de esos que hacen aflorar la lagrimilla nostálgica. Tanto para demostrarme que sigo en forma como porque, simplemente, me encanta hacerlo.

Ver más artículos de q256

5 comentarios

  1. Catanero residente en Las Rozas

    Muy buen post, pero eso de que se domina en una hora…. A ver cuando echamos una partidilla!!

    Responder
  2. mastercaba

    Será posible!! No hace ni una semana que jugué por primera vez, y ahora me lo encuentro aquí!! Es un juegazo tremendo, y, en lo poco que he jugado, he comprobado una cosa: a menos jugadores, más se complica la cosa – porque es más fácil seguir los intereses de los rivales -. En todo caso, un señor juego.

    Responder
  3. Es un buen juego quizá uno de sus pocos puntos malos sea su escaso numero de jugadores, cuatro.

    Por ello es recomendable coger la expansión que permite jugar hasta seis jugadores y agranda el mapa para que quepan todos los jugadores sin agregar nuevas reglas.

    Responder
  4. Dante

    Si este y carcassonne te gustan, te recomiendo que pruebes el juego de mesa de “zombies!!!” Es bastante sencillo aprenderse las normas, aunque luego se pueden modificar un poco a gusto para disfrutar mas. Y la verdad es que es un buen vicio de juego, sobretodo para picarte con los amigos, Las partidas duran mas o menos una hora si no se usan expansiones, asi que si te van este tipo de juegos te recomiendo que le heches un ojo a este juego que yo creo que no te defraudara.

    Responder
  5. Anansi

    Es un juegazo si señor. Tiene varias expansiones, también para 5-6 jugadores.

    Aprovecho para recomendar unos cuantos de los que más me gustan:

    Dominion
    Agricola
    Puerto Rico

    Y un par de sitios sobre esto de los juegos de mesa:

    Board Game Geek o BGG: En inglés anque tiene incontables recursos en otros idiomas. Hay cosas en español.
    LABSK: Esta es 100% en español

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.